El jueves pasado se llevó a cabo el evento Colombia Wind Power 2019, donde participaron empresarios, académicos y autoridades de Gobierno.

El eje del evento no fue tanto el éxito de la subasta a largo plazo de energías renovables, que en combinación con la licitación de Cargo por Confiabilidad adjudicó proyectos eólicos y solares por 2.100 MW a precios en torno de los 28 dólares por MWh, sino más bien los desafíos que propone este nuevo escenario.

En una entrevista para Energía Estratégica, Ramón Fiestas, Presidente Latinoamérica del Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC), hace un balance de lo que dejó el Colombia Wind Power 2019 y adelanta aspectos de la estrategia que está planteando la entidad junto a la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA) para facilitar inversiones en Colombia.

¿Qué balance hace del evento?

Colombia Wind Power 2019 ha sido un evento de muy alto nivel de panelistas y una audiencia muy especializada e interesada.

Estamos muy satisfechos con el resultado de los paneles e intervenciones, y agradecidos por el apoyo institucional recibido así como el de nuestros patrocinadores.

La participación de autoridades del Ministerio de Minas y Energía, de la UPME, la CREG y la entidad gremial SER Colombia, entre otros, han sido claves en el la configuración del programa y éxito del evento.

Por lo debatido en los paneles, ¿cuáles cree que serán los principales desafíos del mercado colombiano para su desarrollo?

El mercado eólico en Colombia se enfrenta a retos industriales y logísticos muy desafiantes, que son propios de cada mercado naciente.

Estamos confiados en que estos temas se van a afrontar con la máxima profesionalidad y experiencia teniendo en cuenta la talla internacional de los agentes implicados.

Por otro lado, vemos como un aspecto prioritario el relacionado con la tramitación y puesta en marcha de las infraestructuras de transmisión en La Guajira.

En una de sus disertaciones adelantó que están trabajando con IRENA para que se empiecen a aceitar procesos de diálogo con comunidades indígenas. ¿Qué puede adelantar?

La agenda social asociada al desarrollo de las inversiones eólicas es un denominador común a la mayoría de los mercados emergentes y ahí estamos dando pasos para activar una plataforma de cooperación con la agencia IRENA orientada a facilitar el desarrollo del mercado en Colombia en la que la agenda social estará muy presente con las aportaciones de la experiencia que tiene la industria en otros mercados.

Otro tema que se ha debatido mucho en el evento tuvo que ver con la conveniencia de que el Gobierno lance una nueva subasta próximamente o deje el mercado en manos del desarrollo privado. ¿Cuál es su visión?

Creemos muy conveniente que el mercado puede ir creciendo en esta primera fase impulsada por otra licitación que ayude a detonar las inversiones, en paralelo al desarrollo de mecanismos de contratación que se articulan fuera del ambiente regulado o tutelado por la autoridad energética.

Por último, debido al balance del evento de este año, ¿analizan realizar una nueva edición para el año que viene?

Sí. Esperamos que en la edición de Colombia Wind Power 2020 podamos debatir sobre estas nuevas realidades que acontecerán a lo largo del año.

¡Les esperamos a todos nuevamente!

“Las energías renovables pueden competir con las convencionales y eso facilita su integración a la matriz energética colombiana”