¿Cuál es el objetivo de estas capacitaciones?

La misión es, junto a los expertos de la Unión Europea que facilitaron este proyecto, que podamos ajustar el trabajo en esta región del país a través de esta oportunidad que se nos presenta debido a las condiciones que poseemos. Más allá de esto se están realizando también relevamientos nacionales de biodigestores donde tenemos más de cien plantas identificadas en el país de las cuales sesenta tenemos que rever. Calculamos que este proceso lo estaremos finalizando en diciembre.

¿Cómo está posicionada la provincia en relación al biogás?

La provincia -de Jujuy- tiene una posición de privilegio ya que el INTI pudo adquirir una planta piloto que nos permite, entre otras cosas, hacer caracterización de distintos sustratos. Esto quiere decir que todo aquello que puede ser biodigestable, gracias a la planta, podemos caracterizarlo e identificar su potencial para la elaboración del biogás. Así también saber cuáles son las técnicas de proceso para aplicar y dimensionar biodigestores; es decir que Jujuy hoy tiene una ventaja muy grande ya que es la única planta de esas características en el país.

¿Cuáles son los principales beneficios que puede otorgar el biogás?

Nosotros llevamos adelante una estrategia en relación a procesar los residuos, tenemos un proyecto en el mercado de frutas en el cual hay una cantidad interesante de residuos que se producen diariamente y que van a un vertedero. Si uno puede reducir una fracción de estos, convertirlos en energía y estabilizarlos de forma tal de que no sigan contaminando, será muy importante. Tenemos que ver al biogás como energía renovable y como una solución del tratamiento ambiental para muchas problemáticas de residuos.

¿Estos avances permitirán llegar a regiones o lugares que hoy no cuentan con el suministro de gas natural?

Nuestro enfoque es lograr que todos valoricemos los residuos -elemento principal para la elaboración del biogás- y generar proyectos para que se pueda aprovechar localmente. Es decir que lo producido pueda aprovecharse en las zonas de influencia. Pensando a futuro sería interesante poder inyectar el biometanol a la red; pero eso será paso a paso. Hoy nos preocupa más que una pequeña explotación que tiene una carga de afluentes importantes pueda tener una solución para dar tratamientos a sus efluentes, recuperar energía a través del biogás y el mismo reutilizarlo para su propia producción.

Pensando en un futuro proceso de inyección del biogás a la red, ¿cuáles son los pasos para ello?

Hay distintas estrategias, nosotros estamos tratando de desarrollar modelos de cuencas, si identificamos que hay una cantidad de explotaciones que tienen ciertos efluentes y los mismos se pueden procesar en una extracción concentrada, podemos pensar en una red de distribución de gas en un radio de 15 ó 20 kilómetros a la redonda; como ya se hizo en el sur de Brasil o como están haciendo en Uruguay. Esto es un modelo posible para quienes tienen una cantidad de residuos importante y un radio de influencia donde distribuir el gas para consumo. En este sentido estamos trabajando en conjunto con Uruguay, Brasil y Chile en una normativa porque el tema de seguridad en ese caso es crítico. El biogás no es lo mismo que el gas natural; el primero esta normalizado en su uso y equipamiento y en el caso del segundo no hay una normativa específica en relación a un uso seguro. Tenemos un grupo muy grande en el tema de biodigestión, hay nodos en Entre Ríos; San Luis; Mendoza; Tucumán y en Jujuy, con esta nueva capacidad que adquiere el grupo, creo que vamos a tener un gran crecimiento.

¿Es importante entonces el compromiso de la gente también a la hora de poder clasificar los residuos del hogar?

No tenemos que pensar más en términos de «residuos» sino como «recursos»; si lo pensamos desde la producción de este «recurso» lo tratamos de otra manera, le asignamos un valor. Si lo seguimos pensando como un «residuo» o un problema de otro, va a ser muy difícil. Hay que entenderlo como un beneficio para todos, tanto para el que lo genera como para el que lo aprovecha.

Fuente: El Tribuno.