La planta, propiedad de la empresa Fuentes Renovables de Energía Sociedad Anónima (FRESA), realizó una inversión de 60 millones de dólares.

En tanto, generará 40 MW para abastecer al Sistema Interconectado Nacional. Se prevé la inauguración a mediados de este año. La central es el primer proyecto de Grupo INSUD en el sector de energías renovables. Permitirá diversificar la matriz energética, y va a contribuir al desarrollo industrial de la zona, al mismo tiempo que va a generar nuevos puestos de trabajo con mano de obra calificada.

El impacto económico de FRESA se traduce en empleos directos e indirectos para la zona. Actualmente, ya hay 200 personas de Corrientes y Misiones trabajando en la obra civil y el montaje electro mecánico, que se suman a otras 500 entre proveedores directos de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Rios, Córdoba y Tucumán, involucrados en el desarrollo de este proyecto.