El equipo está conformado por el físico Tomás Guozden, doctor responsable del proyecto, el meteorólogo Emilio Bianchi y el ingeniero topográfico Andrés Solarte Casanova.  Desde estas tres áreas, evalúan el potencial de recurso que dispone la provincia patagónica.

Los datos y conclusiones que van obteniendo los vuelcan al portal: dteceolica.wrodpress.com.

En contacto con energiaestratégica.com, Tomás Guozden, contó los detalles del proyecto (Ver proyecto).

¿De qué se trata la investigación?

Nosotros concursamos y ganamos una beca de un proyecto titulado «Prospección de recursos naturales en Río Negro», ofrecido por la Universidad Nacional de Río Negro. Arrancamos en junio de este año, y tenemos financiación hasta el año 2019.

Definimos varios objetivos para ir cumpliendo mientras dure la beca. Actualmente estamos trabajando sobre lo que serían bases de datos históricas de vientos, que son los re-análisis. Dicho de manera rápida, son modelos climatológicos como los que se usan en los pronósticos, pero vueltos a correr con todos los datos obtenidos de estaciones meteorológicas, satélites, boyas, sondeos, etc. Nosotros usamos los datos de Merra, disponibles en la web, que constituye una serie de más de treinta y cinco años de datos con resolución temporal horaria y espacial de medio grado.

Lea también: «Presentaron el mapa eólico y solar de San Juan»

Se puede obtener mucha información interesante de estos datos. Hasta ahora hemos contrastado los datos con valores medidos en distintos lugares de Río Negro para darnos una idea de la validez de los mismos. También estudiamos la correlación que tienen con patrones climatológicos globales, donde encontramos resultados interesantes. (En el pdf te mando algunas figuras para que veas.)

¿Y cómo se organizan internamente?

Somos tres personas. Emilio, que es meteorólogo; Andrés, que es ingeniero topográfico y yo, físico. Emilio trajo toda una manera de pensar el clima que fue fundamental. Andrés es experto en el manejo de capas de datos y en el procesamiento de la información. Yo tengo un manejo fluido en métodos numéricos y además estoy involucrado en el tema desde hace 3 años, asistiendo a cursos y congresos. Entre los tres creo que formamos un gran equipo.

Y a priori… ¿cómo caracterizan el potencial eólico de Río Negro?

Caracterizamos los vientos usando los datos de re-análisis para vientos a 50 metros de altura sobre la superficie. De estos extraemos dos valores fundamentales: velocidad media y el factor de forma de Weibull, que es un parámetro que caracteriza la distribución de los vientos. Con esta información armamos un mapa de vientos y de su potencial.

Lea también: «Los mapas eólico y solar de Entre Ríos con gráficos, datos y proyecciones»

¿Cuál es el objetivo?

Nuestra misión es armar un mapa que permite proyectar nuevos parques, teniendo en cuenta el recurso y también la logística. Por ahora la resolución espacial no es buena, pero proyectamos hacer lo que se conoce como downscaling.

Otra tema que estamos estudiando es el comportamiento del viento con la altura. Este es un tema no menor, ya que los molinos de hoy día cosechan el viento hasta más de 150 metros sobre la superficie, rozando el borde de la capa límite atmosférica.