Una reciente propuesta de Resolución es la generadora de una nueva grieta en Estados Unidos este 2019. Ingresada al Congreso este mes, reconoce el deber del Gobierno Federal de crear un Nuevo Trato Verde (en su traducción al español) para que el país asuma responsabilidades del cambio climático y sea líder en la transformación energética.

«Viendo que, Estados Unidos ha sido históricamente responsable de una cantidad desproporcionada de emisiones de gases de efecto invernadero, habiendo emitido el 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero hasta 2014, y tiene una alta capacidad tecnológica, Estados Unidos debe asumir un papel de liderazgo en la reducción de emisiones a través de transformación económica», reza el proyecto.

Inicialmente, el documento final plantea que el país reduzca un 60% los gases de efecto invernadero al 2030, aspirando a lograr cero emisiones al 2050. Para ello, lo que despertó la polémica es que será necesario reconvertir la matriz energética estadounidense alejándose de las centrales termoeléctricas a combustibles fósiles; para dar mayor presencia a las fuentes de generación renovables.

En lo que respecta a cambio climático, todos recordarán al excandidato presidencial Al Gore acompañando aquella linea, ahora surge una figura femenina con fuerte presencia en el Congreso que acompaña la iniciativa de descarbonización de la economía mundial. Alexandria Ocasio-Cortez, la mujer más joven (29) en ser elegida en el Congreso en la historia de los Estados Unidos, ya suma adeptos pero también opositores de peso en el escenario nacional.

Entre los actores que se sumaron a esta discusión, el mismo presidente Donald Trump sigue este tema de cerca. A través de discursos oficiales y en su cuenta de twitter muestra estar en contra de la reconversión energética.

«Creo que es muy importante que los demócratas avancen con su nuevo acuerdo verde. Sería genial para la llamada «huella de carbono», para eliminar permanentemente todos los aviones, coches, vacas, petróleo, gas y el ejército-incluso si ningún otro país haría lo mismo. ¡Brillante!», expresó el primer mandatario estadounidense.

De allí se hace lejano pensar que bajo la administración Trump puedan convocarse a licitaciones nacionales para la contratación de abastecimiento con energía renovable o que avance fuertemente el mercado entre privados. No obstante, una aprobación de este proyecto de Resolución haría avanzar al sector en buena medida en los años siguientes.

«El carbón es una parte importante de nuestra mezcla de generación de electricidad y @TVAnews debe considerar seriamente todos los factores antes de votar para cerrar las plantas de energía viables, como el paraíso #3 en Kentucky!», agregó Trump en otro twitt dirigido a la Autoridad del Valle de Tennessee, encargada de Energía, Medio Ambiente y Desarrollo Económico en su jurisdicción, que se expresó a favor de la iniciativa Green New Deal.

Lea también: Las “claves” para Latinoamérica: una experta trae la experiencia de Estados Unidos para motorizar generación distribuida con fuentes renovables

En este escenario, también aparecen como protagonistas los medios de comunicación. Mientras que, por un lado, Fox News y Drudge Reports apoyan el discurso de Trump; por otro lado, CNN y MSNBC, fomentan un debate que favorecería el tratamiento de esta propuesta de Resolución.

Las primeras respuestas favorables a este gran debate ya se empezaron a oír entre legisladores. Nancy Patricia D’Alesandro Pelosi, líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, entiende que la realidad política actual no permitirá que se produzca el Green New Deal, al menos en el corto plazo. No obstante, apoya la iniciativa y se muestra expectante de qué pueda suceder.

«Estoy muy entusiasmada con todo esto. Doy la bienvenida a Green New Deal y a cualquier otra propuesta que la gente tenga por ahí».

En la misma línea, Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado, ya anunció su apoyo al Green New Deal y la intención de que se apruebe el documento final propuesto por su colega Ed Markey y la congresista Alexandria Ocasio-Cortez.

«He observado con gran interés el Green New Deal (…) Y vamos a votar sobre eso en el Senado», dijo McConnell en conferencia de prensa.