Las actividades iniciaron temprano, desde las 9 de la mañana. El primer día estuvo dedicado a la actualización regulatoria y tecnológica. Fue una jornada extensa que duró hasta las 18 horas y contó con variedad de tópicos presentados, bloque a bloque, por el Ingeniero Sabino Mastrángelo, y moderados y expuestos por distintos referentes del ámbito de las energías. Se expusieron los desafíos actuales, se detalló la necesidad de un cambio de paradigma en los que se asuman múltiples roles en el sector y se proyectaron los escenarios futuros. Aquello dio apertura a que en el segundo día (sólo se hizo extensivo hasta pasado el mediodía) se detalle el panorama nacional e internacional sobre generación distribuida y se destine a profundizar en las normativas.

El subsecretario de Energía Térmica, Transporte y Distribución Eléctrica, Osvaldo Rolando, dio la primera novedad del encuentro. El funcionario afirmó que el Gobierno nacional no extenderá la política de Emergencia Energética, que había sido prevista en 2015 por solo dos años de duración.

Además, aseguró que la gestión tiene un atraso en lo que respecta al transporte pero confirmó estar trabajando sobre eso. “Estamos haciendo los corredores necesarios para que todo lo eólico del sur y lo solar del noroeste tenga perfecta evacuación y prácticamente no tener límites para tomar esas potencias”, dijo el subsecretario.

Estos corredores realizados por los ingresos de nuevas centrales con tecnología renovable, unirán el país y estarán conformados por futuras interconexiones desde las centrales fotovoltaicas a instalar en el NOA, a las centrales fotovoltaicas e hidroeléctricas a instalar en el Cuyo y Comahue, e incluso a las centrales hidroeléctricas y eólicas en el área Patagónica hacia un nodo principal en el área de norte de la región pampeana, que concentrará el 65% de la demanda.

En lo que respecta a la generación distribuida Ernesto Badaraco, actual Director Postgrado Mercado Eléctrico ITBA, expuso que para él: “el desafío más importante en los próximos años no va a ser la tecnología de las renovables sino la tecnología de almacenamiento”. Además detalló un aspecto fundamental “si uno decide desde el Estado qué tipo de tecnología (se utilice), estamos quitando incentivos para innovar, por haber especificado tecnologías”, y reafirmó que si desde el Estado se especifica aquello sólo se estarían quitando posibilidades.

“Lo que yo pediría es el control, ¿cómo? (…) Es clave permitir la innovación, permitir decir: el contrato tiene que ser firme, y tiene que tener como mínimo 20% de energía no contaminante; ¿cuál es la tecnología a usar? la que a Ud. se le ocurra, y si gana la licitación es porque usted descubrió un mecanismo más barato y estamos buscando, de esa manera, un camino que lo lleva a una Argentina competitiva” aclaró el ingeniero Badaraco.

Lea también: ¿Se posterga la ley de distribuida? Los números que espera el Ejecutivo una vez aplicada

La palabra actualización en estas jornadas entusiasmó al sector. Esto se pudo apreciar desde el primer día, cuando se formaron filas desde temprano para poder acreditarse al encuentro del que participaron al menos 180 personas y donde además, a pesar de los conflictos con vuelos nacionales, expositores de distintas partes del país pudieron estar presentes en esta convocatoria. Este último fue el caso de la comitiva de la provincia de Jujuy; el secretario de Energía de la provincia de Jujuy Mario Pizarro y el Director Ejecutivo de Cauchari, Guillermo Hoerth, no sólo compartieron su experiencia en Renovar 1 a partir de la cual ganaron la licitación por Cauchari 1,2 y 3, sino que además adelantaron sus proyectos de El Pongo y Cauchari 8 y 9, que presentaron en Renovar 2 por 100MW cada uno.

En esta oportunidad, el escenario para el coloquio fue la Escuela Superior Técnica de la Universidad de la Defensa Nacional. La institución con 130 años de historia estuvo representada por el Coronel Ingeniero Militar Marcos Horacio Mansilla, actual director de la escuela cuyas palabras iniciales estuvieron motivadas por brindar colaboración al sector, más precisamente desde el Departamento de Investigación y Desarrollo en Energías Renovables (DIDER) del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa, dependiente del Ministerio de Defensa (CITEDEF).

El balance de cada jornada estuvo a cargo de Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER). Quien en su presentación estuvo motivado por los acuerdos generales que se lograron con el coloquio. Los puntos principales estuvieron motivados por un rol de los actores del sector como vectores de cambio y bajo la convicción de que la diversificación de la matriz energética va a ser en renovables. Se alertó además que es menester formar recursos humanos en todos los niveles para que, entre otras preocupaciones, reparen sobre tecnologías de almacenamiento que sean viables y competitivas en el mercado. Y finalmente, se puso especial atención a las externalidades económicas para mejorar la calidad del servicio eléctrico, para que el proceso sea rápido, barato y eficiente.