Durante el Día 1 de la Cumbre de Generación Distribuida, Carlos Araya, responsable de Servicio Post Venta de GoodWe para Chile, destacó que el país está demostrando un “crecimiento muy rápido de la tecnología fotovoltaica”.

“Inicialmente se partió con instalaciones residenciales conectadas a red, sin regulación”, recordó el especialista. Y señaló que a poco de haberse confeccionado un marco normativo se “abrió un paso sólido al desarrollo del mercado chileno” en dos sentidos.

Por un lado, explicó, con la legislación de Net Billing, que habilitó conexiones de autogeneración de hasta 300 kW; y, por otro, con el marco normativo de Pequeños Medios de Generación Distribuida (PMGD), con emprendimientos desde 300 kW a los 9 MW. Según la Comisión Nacional de Energía (CNE), a marzo de 2021 existen 359 instalaciones PMGD, por 1.226 MW, y 7.646 conexiones de Generación Distribuida, por 80 MW.

No obstante, el directivo de postventa de Goodwe señaló que los cambios normativos sobre los PMGD que instrumentó el Gobierno a partir del Decreto Supremo 88 “si bien disminuyen la remuneración en los horarios solares, eso habilita también a la posibilidad de integrar tecnología de baterías”.

Explicó que este tipo de acumuladores de energía son “básicamente la clave para poder desarrollar el mercado, masificar la tecnología y tener una flexibilidad y estabilidad en las redes que permitan competir con las fuentes de generación convencionales”.

“Lo que viene de aquí hacia adelante en Chile es bastante sólido”, resaltó Araya. Aunque aclaró que “hay puntos muy relevantes por mejorar”. “Por ejemplo, la inserción de baterías a nivel normativo, con una tarificación clara”, señaló e indicó que con estas medidas se puede apostar por “una matriz 100% renovable y resiliente, siendo capaz de soportar contingencias externas”.

Adaptar las redes

Por otra parte, el especialista puso el acento sobre las microrredes. “Chile tiene una topología eléctrica radial que de cierta forma, si bien es compatible, cuesta mucho integrarla a tecnologías de microrredes, para darle mucho más solidez a las aplicaciones fotovoltaicas”, sostuvo.

Señaló que en el mundo el sistema está migrando hacia ese camino. “Goodwe está trabajando de esta línea de incluir baterías de escalar los proyectos y de cierta manera entregar una estabilidad en el flujo de la energía a partir de la electrónica de Goodwe, que permita tener un sistema eléctrico robusto”, resaltó Araya.

Y remató: “Cualquier empresa que quiera generar con renovables, ya sea solar u otra tecnología, tiene que saber que está en el camino adecuado y esto va a crecer sin detenerse: todas las casas e industrias van a tener energías renovables”.