En junio, el Gobierno presentó en el portal web de la cartera de energía “el Proyecto de Resolución de Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuentes Renovables” para que en un plazo de 20 días los jugadores interesados puedan objetar y proponer cambios a la normativa.

Según dijo públicamente Sebastián Kind, Subsecretario del área, se recibieron cerca de “300 sugerencias”, contando un promedio de cinco por cada asociación y/o empresa que se inscribió formalmente para expresar su punto de vista.

Si bien el tema despierta gran interés en el mercado, es una cifra menor a la que se recibió para el lanzamiento de las licitaciones “Ronda 1” y “Ronda 1.5”.

Por estas horas, los técnicos del ministerio están analizando los comentarios de los empresarios y consumidores, por eso el compromiso de Kind fue tener novedades “en las próximas semanas” respecto de publicar en el boletín oficial la Resolución definitiva.

Lea también: «Normativas: publican el borrador del mercado de energía renovable entre privados»

Con esta herramienta, los grandes usuarios podrán cumplir la Ley 27.191 que los obliga a alcanzar un mínimo de 8% de energía renovable de su consumo para 2018, para lo cual podrá optar hacerlo a través de la generación propia o mediante acuerdos con terceros generadores.

 “Puntos Clave”

Florencia Ortiz, abogada especializada en derecho energético, con experiencia en Argentina y Brasil, socia del estudio Ortiz & Asociados, analizó todos los aspectos vinculados al borrador, enumeró los aspectos sobresalientes del borrador.

  • El Gran Usuario habilitado- GUH tendrá 12 meses (desde la publicación del listado donde se los habilite) para ejercer la opción del opt-out; es decir, para salirse del mecanismo de compras conjuntas de CAMMESA
  • La opción debe ser por el total de la incorporación requerida de energía proveniente de fuente renovable (es decir, inicialmente por el 8% del total del consumo propio de energía eléctrica) no permitiendo el Régimen la posibilidad de adhesión parcial al régimen de compras conjuntas;
  • Una vez ejercida la opción del opt-out, el GUH tiene vedado el reingreso al sistema de compras conjuntas por el plazo de 5 años;
  • El PPA privado podrá ser negociado libremente entre las partes;
  • Se aplican a los PPA privados los beneficios fiscales contenidos en la Resolución MEyM N° 72/16 (Anexo I).
  • No se les requerirá a los contratos celebrados en el marco del Régimen respaldo de potencia;
  • Quienes ejerzan la opción del opt-out, no abonarán los cargos de comercialización y administración que en cambio serán de aplicación para los Grandes Usuarios /Grandes Demandas que participen del mecanismo de compras conjuntas de CAMMESA a partir de enero 2019. Los cargos están consignados en U$S/MWh y se determina que su valor será creciente (comienzan en USD 4/MWh y llegan a USD 20/MWh).
  • En principio, entendemos que por el contrario, sí se aplican los cargos de capacidad, a pesar de que la redacción del art. 21 del Anexo del Régimen es confusa y no queda claro si se aplica un descuento del 100% en caso de que el GUH opte por salir antes de 2020;
  • Podrán vender (i) a CAMMESA o (ii) en el mercado spot, hasta el 10% de la generación del proyecto bajo la Resolución SEE N° 19/2016.
  • El GUH que hubiera ejercido la opción quedará sujeto a fiscalización respecto del cumplimiento de su obligación y a penalidades en caso de incumplimiento.
  • Por fin se crean dos registros para generadores: el Registro para Asignación de Prioridad de Despacho (RAPRID) y el Registro Nacional de Proyectos de Generación de Energía Eléctrica de Fuente Renovable (RENPER).