De los 59 proyectos adjudicados en el marco de la Ronda 1 y 1.5 del “Programa RenovAr” todavía 11 no han celebrado sus respectivos contratos de abastecimiento de energía (PPA). Técnicamente, tienen plazo hasta el 29 de septiembre para hacerlo, pero el tiempo parece que no será suficiente.

Según pudo averiguar Energía Estratégica con fuentes oficiales, el plazo se estiraría una vez más, para luego de la presentación de ofertas de la Ronda 2.0, prevista para el día 19 de octubre.

A priori, la idea del Poder Ejecutivo es convocar a los adjudicatarios a que renegocien las condiciones, bajo el marco de una nueva Resolución que les daría viabilidad legal. ¿Qué significa? En concreto, podrán revisar sus proyectos pero deberán ajustarse a los precios que resulten de esta nueva licitación ronda 2, menores a los anteriores.

Esto se definió luego de arduas discusiones legales entre los jugadores y el Gobierno Nacional, a raíz de que las propuestas que presentaron gran porcentaje de componente nacional se encontraron con inconvenientes para cumplirlos, también para conseguir financiamiento.

Prácticamente sin autocríticas, los privados involucrados achacan las demoras a las falencias técnicas que tendría la Resolución Conjunta entre el Ministerio de Energía y de Producción número 123 (en vísperas de ser reemplazada por la 124), por la cual se determina qué equipamiento puede técnicamente ser considerado elaborado en el país, entre otros aspectos.

Lea también: «Fijan las pautas de la utilización de componentes locales en proyectos de renovables»

“Desde la celda hasta el parque solar llave en mano están dentro del mismo capítulo del nomenclador”, explica una fuente al tanto de la Disposición que prepara el Ministerio de Energía y Minería por qué no se pudo avanzar con los emprendimientos. En tanto, con nuevas correcciones, y bajo otra referencia de precios, los oferentes podrán rearticular sus proyectos.

Si bien desde el Gobierno puertas adentro apuntan errores de planificación por parte de de las empresas que jugaron en las subastas, en la intimidad están preocupados por salvar las obras.

De hecho, Sebastián Kind, el Subsecretario del área a nivel nacional, dio órdenes claras de colaborar en todos los ámbitos para que los megavatios adjudicados se conviertan en megavatios hora. Esta es hoy su principal ocupación, a pesar de que ya hay 16 contratos en plena construcción, por un total de 1.000 MW y 2.000 millones de dólares bajo estructuramiento financiero.

Kind bajó línea a todas las dependencias involucradas: “no se puede caer ni un solo proyecto”. Así cuenta una fuente que el funcionario insiste en las reuniones de trabajo. Los esfuerzos son de logística, técnicos, normativos y de infraestructura.

Los players

Los emprendimientos que se encuentran en esta situación son cuatro parques eólicos y siete de energía solar que, en conjunto, totalizan 510 MW.

Tres de estos emprendimientos están en manos de la compañía española Isolux:

  • Parque Solar “Cafayate” de 80 MW, a instalarse en Salta
  • Parque eólico “Loma Blanca 6” de 100 MW, a montarse en Chubut,
  • Parque eólico “Miramar” de 97.65 MW, a erigirse en la Provincia de Buenos Aires.

Seis proyectos solares a cargo de la Empresa Mendocina de Energía (EMESA)

  • “Anchoris” de 21.3 MW;
  • “General Alvear” de 17.6 MW;
  • “Pasip” de 1.15 MW;
  • “La Paz” de 14.08 MW;
  • “Lujan de Cuyo” de 22 MW; y
  • “Lavalle” de 17.6 MW.

Y otros dos eólicos:

  • Parque eólico “Vientos de Necochea 1”, de 37.95 MW, propiedad de la empresa Centrales de la Costa Atlántica.
  • Parque eólico “Pampa” de 100 MW, de la empresa china Sinohydro Corporation Limited.

La competencia, al acecho

¿Qué pasaría si no se logra destrabar la situación o se caen proyectos que ya resultaron adjudicados? El resto de los competidores exige que la capacidad de transporte que quedaría disponible sea puesta a disposición de la Ronda 2 del Programa “RenovAr”. ¿Se abre la puerta para una ronda 2.5? Todavía es prematuro para saberlo y seguramente hasta el año próximo (¿mayo?) no habrá novedades.

Resolución 124

El Ministerio de Energía y Minería y de Producción tienen todo listo para publicar en el Boletín Oficial una Resolución Conjunta que permitirá esclarecer las condiciones bajo las cuáles se determinará el Componente Nacional Declarado en un Proyecto de energía renovable.

Con estas nuevas pautas, será posible verificar que los ganadores estén cumpliendo con el porcentaje de Componente Nacional Declarado (CND) que comprometen en sus emprendimientos, tarea en manos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

¿Qué peso tiene la torre en un proyecto eólico? Es un ejemplo de lo que determinará la nueva normativa.

Estas novedades se dan el marco de las negociaciones que el Gobierno está teniendo con cinco tecnólogos de peso internacional que buscan desembarcar en Argentina para integrar componentes producidos en el país.

Las exenciones impositivas, sin dudas, serán determinantes. En este marco, los fabricantes de equipos piden que luego de un tiempo se apliquen los aranceles a la importación para garantizar la competencia en el mercado local.

Son todos aspectos que están manejando autoridades y privados.