19 de febrero 2018

El Gobierno nacional se resignó con la planta nuclear: no se instalará en Río Negro

Nación desistió –finalmente– del asentamiento nuclear en Río Negro y ya lo ubica en el territorio bonaerense, junto a las plantas de Atucha. Admitió que los “impulsos” y posibilidades que quedan en la provincia “no alcanzan” para persistir en el intento. El paulatino declive de la última promoción en la provincia, liderada por el diputado […]


Nación desistió –finalmente– del asentamiento nuclear en Río Negro y ya lo ubica en el territorio bonaerense, junto a las plantas de Atucha. Admitió que los “impulsos” y posibilidades que quedan en la provincia “no alcanzan” para persistir en el intento.

El paulatino declive de la última promoción en la provincia, liderada por el diputado Sergio Wisky y el intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, se explica en el velado desistimiento de Nación, armado con elementos técnicos y políticos recogidos por Energía y Casa Rosada, muy a pesar del conocido deseo presidencial. Persisten meneos, como el análisis de un recurso judicial, aunque la determinación está tomada: Nación se resignó y la planta no estará en Río Negro.

El intento final estuvo en la charla del presidente Mauricio Macri con el gobernador Alberto Weretilneck en Villa La Angostura. El mandatario pretendía otro respaldo del rionegrino. “Se esperaba mayor compromiso. No observamos apoyo claro del gobierno para empujarlo. El gobernador opina con muy poca convicción”, admitió un funcionario nacional a “Río Negro” en un repaso de las razones del abandono.

Esa desactivación fue advertida por los promotores rionegrinos. Así, Iribarren no nunca recibió la pretendida resolución de Energía que formalizara el asentamiento en su localidad y, a partir de eso, su municipio recurriría a la Justicia “Eso (resolución) sólo no alcanza, pues hay una ley que se debería eliminar. Además, la principal oposición –el Frente para la Victoria– está en contra y este proyecto de 9 años, sólo entre elaboración y construcción, trasciende a más de dos gestiones. Por eso, requiere consensos entre los actuales y los futuros gobernantes”, consideró el hombre de Macri. “No alcanza tampoco con el empuje” del senador Miguel Pichetto, los legisladores y “hombres de Cambiemos, y el intendente Iribarren”, agregó, con reconocimiento.

Nación entonces desistió de la central en la provincia, insistió “Río Negro”. “Hoy no está en la agenda. Al presidente le gustaba la idea para desarrollar una zona que está económicamente en retirada. Hubiese sido un importante punto de partida. Pero, la mirada ya esta puesta en construirla en Buenos Aires, en Atucha”.

Lea también: «Polémica por las nucleares: acusan a Aranguren como ministro “antipatagonia”»

En ese sentido, funcionarios de Energía y la Comisión Nacional de Energía Atómica se reunieron con la gobernadora María Eugenia Vidal para ratificar el asentamiento en Atucha-Lima (Zárate), a 100 kilómetros de Buenos Aires. Allí existen dos de las tres centrales argentinas. Cuarta y quinta, acordadas con China, se repartían entre Lima y Río Negro. Ambas -finalmente- se asentarán en el complejo de Atucha.

El convenio chino viene igualmente con cierta demora, pues se preveían comenzar con los trabajos de la cuarta en el 2018 y la última estimación indica su inicio recién para el año próximo. Antes se deberán firmar los contratos definitivos con China.

Un paso que distiende

Weretilneck prometió al presidente Macri que no intervendría si Nación o Sierra Grande insistían con la central nuclear.

Pero, el vicegobernador Pedro Pesatti se resistía a esa pasividad y, en los últimos días, enfatizó que haría “todo lo que haga falta y donde corresponda” para defender la ley de prohibición. “Seré un celoso custodio”, enfatizó en Las Grutas.

Una formal acción de Nación a favor de la central en Río Negro ponía al oficialismo rionegrino en la disyuntiva, considerando la postura del gobernador y su compromiso ante Macri, y el posicionamiento de Pesatti y sus garantías anunciadas. Por eso, el desistimiento nacional tiene un aporte político a Juntos al suprimir otro componente de deterioro de la relación del gobernador y su vice. Quedarán, igualmente, otras razones por dirimir pero, en principio, se esfuma esta encubierta porfía.

Fuente: Río Negro.

2 Comentarios

  1. Juan Vernieri

    Propongo que se desista de la instalación de nuevos reactores. Nuestro país, como todo el mundo, no tiene destino final CIERTO Y SEGURO para sus residuos de alta radiactividad. Nuevos reactores de potencia, significa AUMENTAR la producción de residuos SIN DESTINO. Actualmente la mejor opción es el ENTERRAMIENTO GEOLÓGICO PROFUNDO, pero nadie se arriesga a asegurar que sean 100 % efectivo. Por otra parte en EEUU hay uno operativo y otro paralizado. En Finlandia se inició la construcción de un repositorio pero le falta varios años para permitir la entrada de residuos. Suecia está en pañales con el suyo. Hay acumuladas 300 mil toneladas de residuos de alta radiactividad y no hay dónde alojarlos definitivamente. Los franceses están cerrando 17 reactores, igual que Alemania, Italia, Dinamarca, Suiza, Corea del Sur, etc. Austria tiene un reactor nuevo que nunca entró, ni entrará en funcionamiento porque el país desistió de la energía nuclear. Suiza le regaló DOS reactores a Francia sin costo alguno. Francia los rechazó porque están en plan de eliminar su dependencia de la energía nuclear. Solo en Europa oriental avanza la nuclearización motorizada por los generosos créditos rusos, que promociona su industria nuclear. Si bien China construye reactores, apuesta por las renovables. Por todo lo expuesto, digo NO A NUEVOS REACTORES NUCLEARES EN LA ARGENTINA.
    Estimaré argumentos contrarios a mi opinión.

    Responder
  2. carlos felix badano

    En la intención de impulsar el desarrollo de la participación de las energías renovables en la matriz energética argentina,no sería coherente instalar una central nuclear en una provincia favorecida por un recurso eólico de los mejores del mundo.Por otra parte los costos y tiempos para la implantación de una central nuclear y un parque eólico no son comparables.El factor de utilización del recurso eólico en Rio Negro supera el 50 % y el potencial eólico es comparable al de las provincias de Chubut y Santa Cruz.Los plazos desde la evaluación del recurso eólico y la puesta en servicio industrial de los parques eólico para módulos del orden de los 50 a 100 MW estan en el orden de los dos años,y su impacto ambiental es mínimo respecto a las plantas nucleares.El CAPEX de los parques eólicos ha disminuido sustancialmente en los últimos 5 años,actualmente se ubica alrededor de 1,2 millones de dolares el MW eólico instalado.Cuanto es el «costo ecológico» de una central nuclear versus el de un parque eólico.Sería preciso definir las ecuaciones de ponderación para ambas alternativas y luego conversamos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019