Emilio Guiñazú es Ingeniero Industrial egresado de la Universidad Nacional de Cuyo. Hasta el pasado 10 de diciembre era Gerente General de IMPSA Wind, cargo que dejó tras aceptar la titularidad de la Subsecretaría de Energía y Minería de Mendoza y la presidencia

Además, Guiñazú es el presidente de la Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (EMESA), firma que se presentó al Programa RenovAr con 12 proyectos que sucumbieron ante la ferocidad de los precios presentados en la licitación. Ahora la provincia busca un lugar con sus proyectos mini-hidroeléctricos a través de la Resolución de Ministerio de Energía N°213 (ver aparte).

Uno de los emprendimientos que desde la provincia consideraban con predilección es el parque eólico “Sosneado Wayra”, de 24 MW. El proyecto estaba diseñado con el propósito de construirse con un 100 por ciento de componente nacional. Si bien, los beneficios fiscales fijados por Nación eran atractivos (21.534.422 de dólares) apostar por la industria nacional los obligó a un precio por encima del máximo que estableció el gobierno: 95 dólares por MWh frente al precio de corte de 82 dólares.

Lea también: «Programa RenovAr: Fuerte revés a los proyectos de energías renovables de Mendoza»

Con motivo de plasmar su punto de vista, el subsecretario decidió realizar una producción audiovisual didáctica e informal que compartió con energiaestrategica.com. No obstante, el verdadero propósito que impulsó al funcionario a animarse a esta creación no fue otro que el de explicarle a su madre, durante el Día de la Madre celebrado el pasado domingo, en qué consiste su perspectiva.

¿Cuál es el razonamiento de Guiñazú?