El pasado viernes 4 se llevó a cabo la primera reunión técnica del nuevo ciclo de la Plataforma Escenarios Energéticos.

Se trata del tercer certamen de esta propuesta que busca desarrollar un proceso de diálogo, entre instituciones del sector académico, sociedad civil y sector privado, enfocado a la evaluación de diferentes opciones de cubrimiento de la oferta y demanda de energía eléctrica y de gas natural proyectada a largo plazo.

Esta vez, a diferencia de experiencias anteriores, el horizonte final será el año 2040, proponiéndose un plazo intermedio al 2030. El primer ensayo se realizó en el 2012 y se proyectó al 2030; el segundo tuvo lugar en el 2015 y fue enfocado al 2035.

Ahora, esta nueva prueba, a diferencia de certámenes anteriores, será respaldada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, a través de la Subsecretaría de Escenarios y Evaluación de Proyectos.

La dependencia formará parte del Comité Ejecutivo –organismo fiscalizador y promotor de la iniciativa-, que compartirá junto al Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), el Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (CEARE) y la Fundación Avina Argentina. También podría sumarse el PNUD como quinto integrante.

Lea también: «Autoridades firmaron convenio con la plataforma “Escenarios Energéticos”»

En diálogo con Energía Estratégica, Ramiro Fernández, Responsable de Cambio Climático de la Fundación Avina, quien participó de la jornada del viernes, contó que allí se presentó a los ‘escenaristas’ (quienes elaborarán propuestas de cómo debiera ser la matriz energética argentina al 2040) el nuevo plan de trabajo.

“Recién estamos comenzando. Buscaremos que estas proyecciones tengan más complejidad que las anteriores: que involucren tanto componentes de oferta como de -optimización de- demanda, y también el compromiso de generar un esquema de indicadores de impacto socio-ambiental en cada uno de los escenarios, con mayor nivel de solidez técnica”, resume Fernández.

El especialista cuenta que próximamente se estarán determinando los términos de referencia sobre los cuales los escenaristas podrán elaborar sus matrices energéticas.

Luego de ello, cada equipo de trabajo tendrá entre 2 y 3 meses para elaborar algunos resultados preliminares de cómo será su escenario energético al 2040, con una fase intermedia al 2030. ¿Qué lugar tendrán las energías renovables? Se espera que para el 2018 cada escenarista tenga finalizada su matriz simulada con softwares de alta tecnología.

Lea también: «Metas del Gobierno: el lugar de las renovables en el mix tecnológico de la matriz hacia 2035»

¿Quiénes serán los escenaristas?

Las entidades que participarán de esta actividad son: FARN, los Verdes-FEP, la Fundación Vida Silvestre, la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA), la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), el Comité Argentino del Consejo Mundial de la Energía (CACME), la Asociación de Grandes Usuarios de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGUEERA) en alianza con la Unión Industrial Argentina (UIA) y el Grupo de Energía y Ambiente (GEA) de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Además, a diferencia de experiencias pasadas, en este caso participará también como escenarista la Provincia de Córdoba, a través de su Consejo Asesor de Política Energética, y quien también se estaría sumando es el “Grupo NOA”, equipo de trabajo conformado por privados, universidades, asociaciones civiles de Jujuy y Salta –es posible también que se integren algunas instituciones de Tucumán-.