Durante la jornada, se describió la situación energética nacional y mundial, los recursos que se necesitan para generar la energía, los distintos tipos de fuentes energéticas, sus ventajas y desventajas, la importancia ambiental del uso de las fuentes renovables, y se hizo un repaso de la biodigestión como energía renovable y medio para tratar de forma sustentable los residuos orgánicos domiciliarios.

El objetivo que se persigue con este tipo de talleres es que los jóvenes valoricen la energía y entiendan la importancia de aprovechar los residuos para generarla.

En este sentido, la localidad de Emilia es un lugar ideal, dado que cuenta desde hace más de 10 años con un biodigestor para el procesamiento de los residuos domiciliarios de toda la comuna y cuyo biogás se aprovecha en la sala de producción de la escuela Agrotécnica.

Al respecto, el subsecretario de Energías Renovables, Damián Bleger, señaló que “es muy importante que en las comunas se dé fuerza a la separación en origen de los residuos y a su aprovechamiento energético. En ellas, no sólo sucede que la escala pequeña permite un nivel de tecnología y materiales accesibles, además de estrategias de comunicación y recolección que facilitan la gestión de estos residuos clasificados, las cuales serían inviables en comunidades más populosas; sino que también, el contacto más estrecho entre los vecinos y las autoridades, la cercanía con los beneficios de este tratamiento y el sentido de pertenencia, colaboran para que la tarea tenga éxito”.

Por su parte, el secretario de Estado de la Energía, Jorge Álvarez, recordó que “comenzamos con estas experiencias en escuelas técnicas en el 2012 (con 9 escuelas en aquel momento), porque creemos que los jóvenes, al igual que los niños, son los mejores propulsores de una idea, cuando están convencidos de ella. Si logramos transmitirles la importancia para nuestro futuro común de abordar urgentemente estas problemáticas, tendremos aliados estratégicos, capaces de comunicar dentro de sus familias, cómo usar más eficientemente nuestros recursos, tanto energéticos, como materiales. En esta oportunidad, decidimos incorporar el tema del la generación de energía a partir de los RSU mediante biodigestión, aprovechando la circunstancia tan positiva de la existencia del biodigestor en la Comuna”.

TRABAJANDO JUNTOS: COMUNA, ESCUELA Y PROVINCIA

Los integrantes de la Subsecretaría de Energías Renovables estuvieron reunidos con la presidenta comunal de Emilia, María del Carmen Barcarolo; y el presidente electo, Omar Panigo; para coordinar acciones que logren optimizar la campaña de concientización para la separación en origen de los residuos.

Además, se acordó con los docentes de la escuela iniciar la medición de parámetros en el biodigestor existente. Gracias a estos registros, se podrá conocer el rendimiento del biodigestor y proponer mejoras si fueran necesarias; además de informar a la población de dichos valores, para que conozcan en qué beneficios redunda su esfuerzo para clasificar en origen en sus hogares. “No podemos mejorar lo que no medimos. Creemos que el funcionamiento del biodigestor podría optimizarse, pero hasta que no tengamos datos, no podremos decir cuán cerca o lejos del punto óptimo está funcionando”, expresó la técnica de la Subsecretaría de Energías Renovables, Virginia Marchisio.

LA BIODIGESTIÓN Y LOS RESIDUOS

La biodigestión es el proceso mediante el cual, diversos microorganismos degradan la materia orgánica en varias etapas, generando biogás y un líquido estabilizado, rico en nutrientes, que se puede utilizar como fertilizante orgánico.

El biogás es un gas combustible, compuesto mayoritariamente por metano (CH4) y dióxido de carbono (CO2), el primero de los cuales es combustible y se puede aprovechar energéticamente. De hecho, el gas natural es casi en su totalidad, gas metano.

Esta materia orgánica con que se alimenta el proceso de Biodigestión puede ser la FORSU (fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos), logrando de esta manera, un doble beneficio: no sólo generar energía limpia, sino también, tratar de forma ambientalmente correcta los residuos.

La importancia de la clasificación de los residuos en origen: La pureza de esta fracción orgánica (la ausencia de contaminantes como pilas, antibióticos, materiales inertes que puedan generar obstrucciones o que ocupen volumen inútilmente dentro del digestor), son de gran importancia para garantizar el éxito del proceso y, por lo tanto, una mayor producción de biogás y mejor depuración de la materia residual. Es por ello, que la clasificación en cada uno de los hogares es tan importante, además de que facilita la recuperación de materiales inertes, como vidrios, plásticos, metales, papel, cartones y otros que pueden reutilizarse, en lugar de enterrarse y contaminar suelos y napas.

Fuente: NotiFe.