15 de enero 2021

Gobierno de Chaco diseña planes de financiamiento para reactivar proyectos de energías renovables

El Subsecretario de Energía y Servicios Públicos de la provincia, Diego Bois, comentó los proyectos radicados en la región que pertenecen al Programa RenovAr, además de avances en la generación distribuida y en la construcción de tres parques solares en conjunto con ALCAAL Group.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

Chaco apuesta que crezca el sector de las energías renovables en su territorio, principalmente con sistemas fotovoltaicos. 

En primera instancia hay dos proyectos privados en stand by, producto de las licitaciones públicas del Programa RenovAr. El primero de ellos es una planta solar en Sáenz Peña que pertenece a Albares Energía S.A. y que aportaría 10 MW de potencia instalada al sistema eléctrico nacional.

Por otro lado existe un proyecto solar de 20 megavatios de potencia que estaba planificado en Villa Dolores, pero que actualmente la empresa encargada tiene la intención de trasladar a Pampa del Infierno, localidad cabecera del departamento Almirante Brown

Según lo que informó Diego Bois, Subsecretario de Energía y Servicios Públicos de la provincia, en el caso del Albares Energía S.A. hubo “problema de los créditos para el financiamiento», por lo que «se está trabajando con el Banco del Chaco para que esté la posibilidad que financie un 50% del proyecto y en saber cuáles son las garantías que necesita la empresa”. 

Mientras que por parte del proyecto de Pampa del Infierno, “se estaba gestionando que no se le cobren las multas por los retrasos que tenía el proyecto y se le permita el traslado”, notificó. 

Además, desde el Ministerio de Infraestructura, Logística y Servicios Públicos de Chaco están trabajando en conjunto con la empresa privada ALCAAL Group para la construcción de tres plantas solares, dos con almacenamiento, en el Impenetrable, más precisamente en Fuerte Esperanza, Nueva Pompeya y El Sauzalito. 

“Está en etapa de proyecto ejecutivo. Generarían 7,5 MW y la idea de esto es dar solución al sistema aislado que tenemos en dicha zona, que son aproximadamente 150 kilómetros de línea en 33 KV, que se alimentan de una generación diésel de 6 MW en Nueva Pompeya”, explicó. 

“La idea es reemplazar, al menos, parte de esa generación diésel por estos parques solares”, agregó

En este mismo proyecto, que posee un costo aproximado de doce millones de dólares, están en la búsqueda de financiamiento. En principio se aguarda la posibilidad de que lo subvencione la Nación, pero además analizan alternativas con la distribuidora provincial o algún otro fondo. 

En lo que respecta a generación distribuida en la provincia, ya poseen un usuario conectado: una empresa en el Parque Industrial de Puerto Tirol que acumula 30 kW instalados. 

“También hay varios con pedidos de factibilidad y estamos trabajando en conjunto con Servicios Energéticos del Chaco, Empresa del Estado Provincial (S.E.CH.E.E.P.), analizando y viendo cada uno de los proyectos”.

“Como la inversión es privada, vamos a tratar de impulsar algún beneficio extra o una línea de financiamiento con el Banco de Chaco para la compra de los materiales, que son la principal traba por el costo de instalación del equipamiento”, manifestó Diego Bois.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *