¿Qué expectativas presenta el GSC para América Latina?

América Latina es el mercado emergente más prometedor del mundo y puede ser un mercado global líder como Europa y China, gracias a la alta irradiación en muchas áreas y sus características geográficas.

¿Se está relanzando el GSC en la región?

En el seminario web que realizamos el pasado 9 de julio hemos agrupado a las principales asociaciones de la industria solar de Latinoamérica con el objetivo de crear una cooperación estable que es la única manera de avanzar.

Tenemos una experiencia similar en otra parte del mundo como Europa, donde el intercambio de mejores prácticas entre los países de la Unión Europea n materia de política, legislación y reglamentación ha sido fundamental.

¿Y qué desafíos presenta el mercado latinoamericano?

Los países de América Latina tienen un enfoque y velocidades diferentes. No se unen como en Europa donde contamos con un cuerpo político que decide directivas para todos los países sobre algunos asuntos clave como la energía.

Los inversores de todo el mundo están mirando a América Latina como una de las zonas del mundo con más potencial, aunque la inestabilidad es uno de los factores clave que desalientan las inversiones.

¿En qué segmentos?

En América Latina hay espacio para todo tipo de instalaciones: grandes plantas, comerciales y residenciales con espacios para plantas de producción de todos los componentes y creación de millones de empleos.

América Latina también tiene zonas sin red o con red débil y la energía solar fotovoltaica representa la oportunidad de brindar energía a bajo costo a las zonas más vulnerables.

¿Qué recomendaciones haría a las autoridades gubernamentales para aumentar aún más la capacidad instalada de la energía solar fotovoltaica?

En los mercados maduros hay mucha experiencia, positiva y negativa, construida durante décadas. América Latina tiene la oportunidad de aprender rápidamente de estos mercados y de aplicar directamente políticas, legislaciones y reglamentaciones más avanzadas en consonancia con la tecnología más reciente.

América Latina debería adoptar un «acuerdo verde» como el europeo. Por supuesto que todos necesitarán pensar en la adaptación a un plan de recuperación verde después de la pandemia, que representaría un gran avance con respecto al pasado, al igual que el conocido mantra «Reconstruir mejor».

¿Qué rol se propone el GSC en el proceso de expansión?

El Consejo Solar Mundial (GSC) puede crear un grupo de trabajo para América Latina, con el fin de apoyar la cooperación de la asociación nacional de manera estable, facilitar la difusión de las mejores prácticas del mundo y proporcionar a los inversores información periódica sobre la oportunidad de América Latina.

La cooperación con Energía Estratégica será fundamental para apoyar el proceso y difundir los resultados del grupo de tareas.