GETRA POWER es un fabricante italiano de transformadores de potencia y de distribución, con más de 70 años en el mercado.

Poseen dos plantas ubicadas en Nápoles. Una donde se fabrican transformadores de distribución, y otra para transformadores de potencia, con varias líneas de producción donde se pueden construir y testear transformadores de media y alta potencia de hasta 750 MVA – 750 kV. Con una capacidad de producción anual de 15.000 MVA.

“Nuestro mercado natural es Italia y España, donde somos uno de los principales proveedores de Transformadores de Potencia y de Distribución para las principales empresas de energía”, destaca Ciro Sannino, Gerente de Ventas de GETRA POWER.

El directivo cuenta que hace algunas décadas la empresa inició un proceso de internacionalización, proveyendo equipos desde Italia a países de Europa, América, África y Medio Oriente.

“Contamos con una extensa lista de referencia de grandes proyectos en los que hemos participado y de parques de energía y subestaciones, que hoy utilizan transformadores GETRA, diseñados y fabricados a medida con calidad orgullosamente italiana”, asegura Sannino.

En una entrevista para Energía Estratégica, el Gerente de Ventas de GETRA POWER destaca la estrategia que pretende la compañía sobre Latinoamérica y cuál es su visión del mercado, teniendo en cuenta las transformaciones que se vienen.

¿Qué objetivos se está fijando la compañía en el corto, mediano y largo plazo sobre la región?

El objetivo que nuestra empresa se ha planteado para el mediano plazo es mejorar la presencia de la marca GETRA POWER en Estados Unidos, México, Costa Rica, Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil. Principalmente para grandes transformadores, que es un segmento en el que somos muy competitivos.

Pretendemos continuar mostrando a las empresas de energía en Latinoamérica toda nuestra capacidad para fabricar y entregar grandes transformadores de potencia de hasta 750 MVA 745 kV. En términos de facturación anual para el mercado latinoamericano, tenemos el objetivo de incrementar las ventas entre 10 a 15 millones de dólares por año.

Nuestro nicho de mercado es muy específico, y como es usual, la competencia es alta. Pero lejos de ser un problema, lo vemos como el catalizador que nos impulsa a buscar constantemente la excelencia y así ser un fabricante diferenciado.

De manera que, sin sacrificar la reconocida calidad, eficiencia y confiabilidad de nuestros transformadores, podemos posicionarnos como una alternativa económicamente atractiva para los desarrolladores.

ENTREGA DE TRANSFORMADORES DE POTENCIA REDUCTORES (VARIAS TIPOLOGÍAS) INSTITUTO COSTARRICENSE ELECTRICIDAD, COSTA RICA

Adicionalmente, por el tamaño de GETRA POWER y la especialización de nuestro portafolio de productos, somos una compañía muy ágil y flexible. Como parte de esa diferenciación, nuestros Clientes reciben nuestro apoyo desde las fases tempranas de evaluación técnico/económica de sus proyectos de Energía.

También buscamos diferenciarnos durante la ejecución del Contrato, la etapa logística y de transporte, así como en la post-venta, ofreciendo períodos y condiciones de garantía que no ofrecen otros competidores. Este valor agregado por parte de los fabricantes de equipos es vital para los desarrolladores, por eso no escatimamos recursos para que nuestros Clientes, las empresas desarrolladoras e inversionistas en este mercado eléctrico, puedan alcanzar sus objetivos.

¿Esperan expandirse sobre la región y ofrecer sus productos a nuevos mercados latinoamericanos?

Parte del plan de crecimiento comercial es colocar nuestros Transformadores de Potencia en nuevos países. Por eso monitoreamos muy de cerca lo que pasa en toda la región latinoamericana.

Sabemos que el desarrollo de infraestructura eléctrica tiene una sensibilidad particular vinculada al momento político y económico de cada país. Se deben conjugar varios factores que permitan a los inversionistas tomar la decisión de ir hacia adelante con cualquier proyecto.

La certeza jurídica y política son factores clave para decidir buscar oportunidades de negocio en nuevas regiones y países. Hoy por hoy, vemos mucho dinamismo en Colombia, Chile, Brasil, República Dominicana.

No obstante, no perdemos de vista otros países que ya dan algunas señales positivas encaminadas a subirse en el tren de la transición energética.

Como empresa con amplia experiencia en el mercado energético, ¿qué cambios están observando en la estructura tradicional de la generación, la transmisión y la distribución? ¿Hacia dónde se está inclinando este mercado?

Independientemente de cualquier valoración que tenga que ver con las mecánicas de retribución de cada segmento del mercado eléctrico, o de la óptica de los actores que participan en cada fase, podemos comentar que vemos cada vez mayor necesidad de integración entre las empresas de Generación, Transmisión y Distribución, desde un punto de vista tecnológico.

TRANSFORMADOR DE PONTECIA – PARQUE SOLAR BLUE JAY 270MW (TEXAS, USA)

El camino a una real transición energética implicará sacar provecho de los avances tecnológicos que ya están disponibles para compensar la variabilidad de las energías renovables, y para procurar la máxima eficiencia y flexibilidad en todo el sistema eléctrico. Hablamos de la integración de Sistemas de Almacenamiento de Energía (BESS), Generación distribuida, sistemas informáticos para control, medición, calidad, y de administración de la energía.

No podemos hablar de transición energética mirando únicamente datos sobre la cantidad de Megavatios que se generan a partir de fuentes renovables y la cantidad de combustibles fósiles que dejamos de quemar. Se debe también hablar de una transición tecnológica con miras a tener redes cada vez más inteligentes e integradas, y por qué no, más democráticas.

En este sentido hay un reto importante para los Gobiernos y entes reguladores que deben facilitar la definición y pronta implementación de políticas apropiadas que propicien esta transición energética y tecnológica.

Y estos cambios sobre el paradigma tradicional, ¿demorarán más en llegar a Latinoamérica o es una tendencia que repercute rápidamente en todos los mercados del mundo?

Todo va a depender de la voluntad política de los gobiernos de turno.

Vemos algunos países que están avanzando rápido y que son la referencia de los que iniciaron tarde, o de otros que miran todavía con recelo la dinámica que está en boga.

No obstante, parece inevitable el camino que se debe tomar si cada país desea mejorar las condiciones de competitividad y de infraestructura que son claves en la atracción de inversión privada y generación de empleo, ingredientes necesarios para una economía saludable.