El anuncio se dio a conocer este lunes “en respuesta a la situación energética que vive el país” y a dos días de la llegada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Argentina, ocasión en la que se espera el anuncio de inversiones de distintas empresas de aquel país.

Immelt estuvo la pasada semana en el país y se reunió con el presidente Mauricio Macri y otros funcionarios del Gabinete nacional, oportunidad en que “comprometió el apoyo con tecnología y las inversiones necesarias para generar más de 1.5 GW de energía antes del próximo verano”.

¨GE está listo para dar apoyo al Gobierno nacional de Argentina mediante la provisión de recursos y soluciones tecnológicas para responder al desafío energético que enfrenta actualmente el país, entregando la energía que necesita en el corto y largo plazo”, afirmó la directivo de la compañía en declaraciones difundidas este lunes.

Para Immelt, Argentina ofrece “grandes oportunidades para una compañía como GE, dado que poseemos la tecnología, productos y servicios que el país necesita” y aseguró que la empresa “será un promotor activo en la diversificación de la matriz energética del país, incorporando a la misma la generación de energías renovables”.

GE está hace más de 95 años en Argentina donde emplea a 1.900 personas, tiene dos fábricas de bombas para la extracción de Petróleo y Gas en Chubut y una de químicos para el tratamiento de agua en procesos industriales en la localidad de Pilar, provincia de Buenos Aires.