Generadores apoyan el acuerdo gubernativo sobre hidrógeno verde en Guatemala

La Asociación de Generadores con Energía Renovable (AGER) compartió sus primeras impresiones sobre la medida que califica al hidrógeno verde como recurso energético renovable y otorga incentivos para su desarrollo.   


El Acuerdo Gubernativo 180-2022 que califica al “Hidrógeno Verde” como recurso renovable permitirá que impulsores de nuevos emprendimientos con este vector energético accedan a los beneficios contemplados en la Ley de incentivos para el desarrollo de proyectos de energía renovable.

Aquello podría dar a lugar no sólo a próximos desarrollos de hidrógeno verde a partir de electricidad ya disponible en Guatemala sino también motivar nuevos proyectos de generación.

“Desde la Asociación de Generadores con Energía Renovable es de gran satisfacción observar cómo el país apertura nuevas oportunidades que propician espacios para contar con combustibles ambientalmente amigables y responsables con nuestro planeta, esto es parte de la transición que asumimos”,  señaló José González Solé, presidente de la Junta Directiva de la Asociación de Generadores con Energía Renovable (AGER).

Actualmente, Guatemala cuenta con una capacidad instalada de 4,111.54 MW, siendo 3,381.03 MW la capacidad efectiva. De aquellos megavatios disponibles, 1753 MW, un poco más de la mitad (51,9%) corresponde a energías renovables.

De allí, el Plan de Expansión del Sistema de Generación contempla elevar el parque de generación actual e incorporar cerca de 2000 MW renovables al 2050 alineando sus objetivos a los reducciones de emisiones en el marco del Acuerdo de París.

Ahora bien, con la incorporación del hidrógeno verde al sistema energético guatemalteco, aquellas cifras podrían encontrar variaciones y aumentar aún más las proyecciones de ampliación del parque de generación limpia.

«Desde AGER siempre reconocemos, valoramos y apoyamos todas aquellas iniciativas que contribuyan con la sostenibilidad en el largo plazo y el cuidado de nuestro medio ambiente«, agregó José González.

Según indicaron fuentes oficiales a este medio, el próximo paso será trabajar en estudios específicos para luego elaborar una estrategia nacional.

Por lo pronto, el sector privado ya ha avanzado en modelados de escenarios de transición energética que contemplan el despliegue de nuevos proyectos de hidrógeno verde.

En concreto, empresas como Deloitte y Enel han avanzado en análisis generales y particulares, e incluso compartido white papers sobre hidrógeno verde con algunas consideraciones preliminares.

Entre ellas, se remarca como importante que en el desarrollo normativo que se elabore para el hidrógeno contemple «los aspectos necesarios desde la óptica de medio ambiente para el desarrollo de este tipo de proyectos, incluyendo perfiles de impacto asociados a las diferentes tecnologías de producción durante el ciclo de vida del proyecto, para tener en cuenta en procesos de licenciamiento ambiental y sus términos de referencia, así como las medidas de mitigación de impacto».

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019