Apenas tres provincias en la Argentina cuentan con normativas para que contribuyentes puedan inyectar energía renovable al tendido eléctrico, se trata de Santa Fe, Salta y Mendoza.

Tanto en Salta como en Mendoza, el número de interesados en conectar fuentes limpias a la red crece pero aún ambas jurisdicciones se encuentran en un proceso de adecuación técnica. En el caso de Santa Fe las consultas también aumentan, más teniendo en cuenta el lanzamiento a partir del mes de abril de su nuevo programa denominado ‘Prosumidores’.

Bajo el paraguas de este nuevo sistema, ya hay más de 20 carpetas de proyectos aprobados en diferentes puntos del territorio santafecino. El número alcanza las expectativas del gobierno que puso como límite hasta 100 proyectos por año. No obstante, Damián Bleger, subsecretario de Energías Renovables de Santa Fe, señala a energiaestrategica.com que la cantidad podrá aumentarse de acuerdo a la demanda que vayan encontrado.

Si bien la provincia del litoral hace desde el 2009 que cuenta con un marco regulatorio habilitante de inyección a red, recién a partir del programa Prosumidores comenzó a establecer una tarifa preferencial. Ahora, por KWh volcado proveniente de paneles fotovoltaicos, Santa Fe paga al usuario 5,5 pesos.

Según cálculos de la Subsecretaría de Energías Renovables provincial, un equipo fotovoltaico de 1,5 KW (potencia máxima que se permite conectar) llegará a amortizarse entre 7 y 8 años. La cuenta se hace sobre un valor del sistema de aproximadamente 90 mil pesos y una radiación media de acuerdo al recurso solar del territorio santafecino.

Es por ello que el programa establece que esta tarifa preferencial tendrá vigencia durante el plazo de 8 años, luego la energía será reconocida al mismo precio que la Empresa Provincial de la Energía se la compra a CAMMESA. Vale destacar que la durabilidad de un panel fotovoltaico promedia los 20 años.

Por otra parte, es importante aclarar que la energía que inyecte el usuario no se acreditará a la tarifa eléctrica a abonar, sino que el gobierno provincial emitirá cheques a cobrar. “Llegarán dos boletas, una la que deba pagar el contribuyente por lo consumido y otra a cobrar por lo aportado”, indica Bleger.

Consideramos que la única forma de incentivar a los usuarios domiciliario a la conexión en baja es que el estrado asuma el rol protagónico, por eso estamos orgullosos de fomentar este tipo de tecnologías no contaminantes que contribuye a diversificar la matriz”, enfatiza el funcionario.