¿Qué expectativas genera la regulación de generación distribuida mediante fuentes renovables?

Alejandro Quintana: Hay mucha expectativa en relación a esta regulación. Generalmente las personas cuando preguntan por un sistema fotovoltaico apuntan a esto porque se ahorra bastante en baterías. Estamos hablando de un sistema muy económico si se llegara a implementar.

Lo que pasa es que la legislación actual solo hace viable proyectos provinciales que son para uso domiciliario y para inyección en la red. Es decir, hoy en día no existe un proyecto de ley de envergadura nacional. Esto hace que cada provincia legisle de manera diferente. Entonces en lugares como Santa fe, Río Negro, Salta o Mendoza es viable inyectar electricidad en la red y es donde hay más interés.

¿Reciben consultas por equipos de energía solar? ¿Qué dudas tienen los consumidores?

Alejandro Quintana: Sí, obviamente. Recibimos muchas consultas. Más que nada luego de nuestra presencia en la exposición Expo Eficiencia Energética en Junio de este año, donde logramos llevar a cabo un stand muy convocado.
Una de las preguntas más frecuentes es cómo impactan, en caso de los usuarios domiciliarios, los costos y los gastos de electricidad y si se puede ahorrar algo de todo lo que se está gastando.

Después hay muchísimas consultas y proyectos que se están armando sobre aquellas empresas que son grandes consumidoras de más de 300 KV que tienen que auto abastecerse o comprar dentro del mercado mayorista renovables por un 8 % del total del consumo.

En relación también a las consultas del pequeño consumidor es usual que pregunten donde se colocan los paneles, dónde se pueden instalar y generalmente, claro, consultan los precios. Además también hay inquietud respecto al alcance del sistema, si el sistema cubre contra cortes energéticos, si necesita un grupo electrógeno, cuantas baterías, mantenimiento y esas otras preguntas simples.

¿Cuánto cuesta un sistema fotovoltaico con batería para abastecer un consumo promedio de una vivienda tipo?

Rodolfo Casaubon: Desde Mega Red tenemos para ofrecer varios Kits según las necesidades de cada uno de nuestros clientes. Pero para dar un número concreto vale alrededor de 50 o 60 mil pesos un kit en el cual se haga sentir un impacto real en la factura eléctrica. En el caso de tratarse de una vivienda remota donde existe una aplicación tipo estándar para la heladera, alguna iluminación y para otro tipo de cosas eventuales, estamos hablando de algo que ronda los 40 mil pesos.

¿Y cómo evolucionan las ventas?

Rodolfo Casaubon: En este momento casi un 10% del volumen total de ventas de Mega Red es de Energías Renovables. Esta situación viene incrementándose mes a mes a medida que los productos se van haciendo conocidos y que nuestros distribuidores los empiezan a ofrecer y a trabajar.

¿Están incorporando nuevos productos?

Rodolfo Casaubon: Sí, una de las cosas más nos venían pidiendo los clientes era un producto que a nosotros también nos interesaba tener que son aquellos que se utilizan para las telecomunicaciones y todo lo que tiene que ver con las comunicaciones. Estos equipos son de 48 V y se llaman productos de continua. Actualmente sólo los hay importados y los que hay estándar no contemplan energías renovables. Nuestro producto es un inversor, cargador o regulador para paneles fotovoltaicos que tiene la posibilidad de hacer las tres cosas. Es un producto nuevo que tiene mucho mercado. Lo mismo sucede con toda la parte de inyección a la red. En este sentido, desde Mega Red estamos desarrollando productos muchos más interesantes de los que hay hoy en el mercado.