“De un total acumulado de 429 proyectos con Reserva de Potencia Aprobada, 20 solicitaron el cambio de medidor y 101 ya completaron la instalación, cuentan con un medidor bidireccional y se convirtieron en Usuarios-Generadores”, destaca la Secretaría de Energía de Argentina en su último reporte correspondiente al mes de marzo.

Allí puede verse que durante febrero 23 usuarios comenzaron a entregar a la red eléctrica energía limpia a través de fuentes renovables en el marco de la Ley nacional de Generación Distribuida N°27.424. La cifra es una de las más altas desde la entrada en vigencia de la normativa federal.

Fuente: Secretaría de Energía

Según el documento, las 429 conexiones representan 4.819 kW. De ese volumen, 260 kW se encuentran a la espera de la conexión del medidor y 1.223 kW ya estám conectados a la red mediante un medidor bidireccional.

Fuente: Secretaría de Energía

Del informe se desprende que las iniciativas de usuarios que desean autogenerar su energía provienen de 7 jurisdicciones del país: Córdoba, Mendoza, Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), San Juan, Corrientes, Chaco y Chubut. Cabe señalar que estos relevamientos se enmarcan dentro de la Ley nacional de Generación Distribuida 27.424, donde se excluye de la contabilización a Provincias que tienen su propio marco regulatorio antes de que surgiera la normativa federal, como sucede por ejemplo en Salta y en Santa Fe.

Fuente: Secretaría de Energía

Además, el documento indica que la gran mayoría de los pedidos de usuarios para transformarse en generadores proviene del sector residencial, pero en términos comparativos de potencia instalada, el es sector comercial-industrial el que encabeza las solicitudes.

Fuente: Secretaría de Energía

Incentivo para las Provincias

Cabe destacar que la Ley 27.424 cuenta con dos beneficios para incentivar conexiones de energías renovables para autogeneración.

Por un lado, el FODIS, que aún no está operativo pero ya está fondeada la línea de 500 millones de pesos. Se trata de tasas de créditos blandos para usuarios residenciales y del sector pyme para la adquisición de equipos.

Por otro lado, el beneficio del Certificado de Crédito Fiscal (CCF) de hasta $ 2.000.000 por instalación que puede ser utilizado para el pago de impuestos nacionales, como el impuesto a las ganancias o el impuesto al valor agregado.

Informe actualizado: ya hay casi 1 MW de autogeneración a través de energías renovables en funcionamiento bajo la Ley 27.424