GCL remarca el potencial de sus módulos para mercados de Centroamérica y el Caribe

Luis Miguel Gómez, gerente de ventas para Centroamérica de GCL, destacó que como tecnólogos además de trabajar por ser más eficientes por metro cuadrado, se enfocan en proveer productos que tengan garantías a largo plazo y que permitan tener un rápido retorno de la inversión.

GCL, fabricante integrado verticalmente de módulos fotovoltaicos con más de 30 años de experiencia a nivel internacional, fortalece su participación en toda la región latinoamericana.

En especial, en Centroamérica y el Caribe ha retomado actividades en los últimos dos años con el objetivo de lograr entre un 10 a un 20% de cuota de mercado con crecimiento de manera orgánica.

La empresa que ya acumula capacidades interesantes de suministro de módulos en el Caribe, especialmente con clientes de República Dominicana, empieza a interesarse además por mercados centroamericanos como Panamá, Guatemala y Honduras, en atención a las nuevas subastas que se han anunciado desde estos países.

“Prestamos mucha atención a lo que cada uno de los gobiernos está desarrollando. Y a lo que ellos están apostando es obviamente a tener energía limpia en porcentajes más altos y tener un porcentaje de participación que les permita cubrir demandas, inclusive en los puntos más lejanos”, valoró Luis Miguel Gómez, gerente de ventas para Centroamérica de GCL.

“Como tecnólogos tenemos que enfocarnos en proveer productos que tengan garantías a largo plazo y que permitan tener un [rápido] retorno para estas inversiones que ahora mismo son muchísimo más importantes”, subrayó el referente de ventas en el ciclo de entrevistas con líderes de Future Energy Summit (FES).

Como fabricante, GCL se alinea a la tendencia actual ofreciendo tecnología tipo-n con el valor añadido de trabajar continuamente por aumentar los porcentajes de eficiencia y generación en beneficio de los clientes.

“Hemos alcanzado nuevos récords de eficiencia. GCL como tal está desarrollando productos que tengan una innovación y sobre todo un diferencial interesante para los mercados del Caribe”, aseguró Luis Miguel Gómez.

Es así que, en atención a las condiciones climáticas adversas que se pueden presentar en esta zona, principalmente para sistemas de generación distribuida han avanzado en mejoras en la performance de sus módulos con valores de resistencias y cargas mecánicas mucho más altas de las estandarizadas y certificados por laboratorios terceros.

Además de alcanzar potencias arriba de los 695 W y 700 W, para el segmento utility la empresa está enfocada en la optimización de espacios de sus módulos y aprovechando su estrategia corporativa de estar verticalmente integrada, ha llegado a desarrollar una de las familias más amplias de celdas, incluyendo las celdas rectangulares y cuadradas de 210 mm.

“También estamos enfocados a ser más eficientes por metro cuadrado”, sostuvo Luis Miguel Gómez.

Aquello no sería todo. Un punto importante que no pasa desapercibido para GCL es brindar la confianza como marca para que un proyecto que opte por sus módulos se acerque más a un cierre financiero óptimo.

“La tecnología ha avanzado de manera estrepitosa en términos de capacidad y en términos de investigación. Sin embargo, creemos que lo más importante también es su bancabilidad y la prueba final de campo”, añadió Gómez.

Es por ello que el referente de GCL en la región destacó lo crucial que se vuelve que los sectores financieros avalen las garantías de los fabricantes y cómo desde industria se contribuye con empresas con track record sostenible que van generando un buen historial en la implementación de nuevas tecnologías como la tipo-n que es tendencia, la HJT que va en alza y la perovskita en la cual se continúa trabajando para aprovechar la aleación de los de los minerales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *