GCL apuesta a la bancabilidad, rendimiento y compatibilidad como claves para ganar mercado

Luis Miguel Gómez, gerente de Ventas para Centroamérica de GCL, compartió su análisis sobre las tendencias tecnológicas en módulos fotovoltaicos y su estrategia de negocios en la región.

Durante el reciente Future Energy Summit Central America & the Caribbean, Luis Miguel Gómez, gerente de Ventas para Centroamérica de GCL, compartió insights cruciales sobre la estrategia y evolución de GCL, un fabricante integrado verticalmente de módulos fotovoltaicos con tres décadas de experiencia.

Ante un auditorio con más de 400 profesionales del sector energético, Gómez destacó el compromiso de GCL con su expansión hacia Latinoamérica, subrayando su posición entre las empresas top 500 en China y su papel como la segunda empresa más importante energética a nivel local que amplían sus negocios hacia nuevas latitudes. Esta incursión de la marca en nuevos mercados, como el centroamericano, lleva consigo no solo la tecnología fotovoltaica de vanguardia, sino también una sólida inversión en la región.

La evolución tecnológica en el mercado fotovoltaico es evidente según Gómez, quien señaló un aumento significativo en la eficiencia de los módulos, pasando del 19% al 22% en menos de un lustro. Esta mejora se atribuye a avances como la tecnología PERC y la transición a los módulos N-type.

La inversión en investigación y desarrollo de empresas como GCL ha sido fundamental para este progreso, con el fortalecimiento de nuevas tecnologías como el Back Contact, Perovskita y el HJT, este último emergiendo como una realidad cada vez más tangible.

La bancabilidad, rendimiento y compatibilidad son elementos clave en la estrategia de GCL. De acuerdo con Luis Miguel Gómez, la industria continúa realizando modificaciones para garantizar la adaptabilidad y compatibilidad con otros componentes, así como para enfrentar desafíos como la corrosión y la humedad, lo que garantiza una mayor eficiencia y operatividad de los módulos en diversos entornos.

Así mismo, comentó la importancia de ofrecer productos que sean una inversión a largo plazo. Esto implica no solo un costo de nivelado de energía competitivo y un retorno de inversión favorable, sino también garantías de generación a lo largo del tiempo.

En términos de precio, Gómez subrayó la competitividad de la energía solar y el valor que tiene mantener esta ventaja mediante la continua innovación y desarrollo de productos más eficientes. Esto no solo atraerá a inversores preocupados por el costo, sino que también a aquellos cada vez más atentos a la sostenibilidad en la industria no solo en una esfera económica o financiera, sino también social y medioambiental.

«A final de cuentas esta industria está empujando compromisos ambientales importantes y es adecuado que nosotros estemos en constante actualización tecnológica, que estemos desarrollando productos que sean cada vez más eficientes. Ahora mismo, el mercado nos permite tener productos a un precio competitivo a largo plazo», concluyó Luis Miguel Gómez, gerente de Ventas para Centroamérica de GCL.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *