El viernes pasado, el Presidente Mauricio Macri arribó a la central termoeléctrica recientemente inaugurada por Methax, compañía generadora del Grupo Galileo, ubicada en la localidad de Anchoris, Provincia de Mendoza.

Lo hizo junto al Gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, ya que la nueva central forma parte de los proyectos de infraestructura con los que EMESA (Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima) busca duplicar los 120 megavatios generados por Potrerillos.

A su llegada, ambos mandatarios fueron recibidos por Osvaldo del Campo, Presidente y CEO del Grupo Galileo; el titular de Tecnored y Gerente General de Methax, Horacio Pinasco; el ministro provincial de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner; y el subsecretario de Energía, Emilio Guiñazú.

Allí, del Campo explicó de qué se trata este innovador concepto de «gasoducto virtual», donde se transporta el Gas Natural Comprimido (GNC) por ruta, desde la fuente al consumo.

En diálogo con Energía Estratégica, Julio Rodríguez, Gerente de Marketing de Galileo, resumió que este producto de Galileo “conecta a los consumidores con múltiples fuentes de gas, como una estrategia para superar el alcance de los gasoductos convencionales y proveer energía a las regiones aisladas”.

“Su tecnología permite comprimir gas, transportarlo por carretera y entregarlo a la presión y niveles de demanda requeridos, con el beneficio de alcanzar comunidades y emprendimientos remotos de la Argentina; o monetizar fuentes de gas cuyos niveles de producción o dispersión geográfica no justificarían el tendido de gasoductos”, precisó.

Y profundizó: “los tráileres del gasoducto virtual conectan los consumidores sin acceso a la infraestructura, con la última milla de la red de gas, los propios yacimientos o biodigestores. De esta forma, es posible establecer redes de distribución que potencian el alcance de las fuentes de gas en radios de hasta 500 km (310 millas), aprovechando las ventajas de la red vial existente”.

“La eficiencia que puede alcanzar supera otras alternativas de transporte de gas por carretera, ya que a diferencia de los tradicionales tube-trailers, sus tráileres fraccionan la carga de GNC en contenedores de 1000-1500 Nm3 (280-420 GGE), que pueden ser distribuidos unitariamente”, remató.

Ahora, la central termoeléctrica de Anchoris emplea esta tecnología ya que está desconectada de las redes de gasoducto. Será alimentada por gas natural licuado (GNL) y en un futuro podría incorporar biogás.

En su etapa inicial, la nueva central aportará 40 megavatios (MW) que cubrirán las necesidades de 125 mil personas aisladas de la red eléctrica. Al reemplazar el diésel por gas natural 100% argentino, la generación eléctrica reducirá en un 30% sus emisiones de CO2. Son 200 mil metros cúbicos diarios (m3/d) de gas estaban fuera del sistema y que ahora beneficiarán a los mendocinos.

Tras escuchar a del Campo sobre cuánta gente podría verse favorecida por proyectos de gasoducto virtual, Macri quedó cautivado. Es que el Presidente y CEO del Grupo Galileo aseguró categóricamente: «la mitad de la población» del país podría recibir gas y energía a través de Gasoductos Virtuales y la Producción Distribuida de GNL.

El empresario manifestó que desde pozos no conectados, donde el gas natural permanece cautivo o se quema, e incluso fuentes de biogás podría llevarse gas a comunidades aisladas a las que sólo sería posible abastecer con gasoductos convencionales si se opta por el camino de los subsidios con dinero estatal. Entre las principales barreras para la expansión de los gasoductos convencionales, destacó el cruce de ríos y el alto costo de kilómetros de tuberías cuando se trata de alcanzar a poblaciones remotas o pequeñas.

Luego de su recorrido, Macri declaró a la prensa: “venimos desde Anchoris, de ver cómo funciona una termoeléctrica. Esto es tecnología argentina de punta que exportaremos al mundo y que va a llevar energía donde no había para que Mendoza pueda crecer más”.

Por su parte, Pinasco, titular de Tecnored, del Gerenciamiento de la Operación de esta Nueva Central Térmica, manifestó su orgullo por la tarea desarrollada, agradeció la confianza depositada por Galileo, en Tecnored como Proyect Manager de la obra y Gerenciador de la operación de la central, a su vez no escatimo en destacar la excelente labor y esfuerzo que hizo todo el equipo de Tecnored y Galileo, que posibilito la construcción y habilitación de la Central de Methax en tan solo 9 meses.