¿Qué expectativas despierta el 2018?

Consideramos que existirá en 2018 un marcado incremento de la oferta de energía renovable basada en biomasa, en orden a suponer el mantenimiento de las promociones fiscales existentes y el mejoramiento de los precios y de las condiciones de compra en las licitaciones venideras.

Creemos asimismo que deberían realizarse propuestas superadoras para aquellos casos en que se quiera generar energía eléctrica con biomasa para autoconsumo, dado que ello tendrá como corolario directo una menor demanda de energía a la red además del efecto ambiental por la transformación de aquellas biomasas residuales y contaminantes.

En la especie debería el Gobierno actuar con la conjunción de los Ministerios de Producción, Energía y Medioambiente para facilitar esa modalidad de generación.

¿Cómo avanza el Plan de Bioeconomía bonaerense?

Desafortunadamente no han existido avances durante el año en este proyecto que, realmente, es un gran proyecto, una excelente idea nacida en el seno del Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires.

No obstante confiamos en que el Gobierno dará actividad al mismo en 2018 y a esos fines nuestra empresa tiene disponible para aportar sin costo a ese proyecto un sistema de gasificación de biomasa con el que se realizarán pruebas con todas las materias primas existentes en dicha Provincia.

¿Qué balance de año hacen de este año?

Consideramos que el 2017 ha sido el año del despegue de la energía renovable basada en biomasa -que es nuestro objetivo-, en orden a que el Gobierno entendió la necesidad de ofrecer mayores precios para la electricidad generada con dicha materia prima y, asimismo, incrementar ese precio de acuerdo al menor volumen de MW ofrecidos.

Si bien aún no se ha llegado a un precio final adecuado, consideramos que se está en el camino correcto.

Además, la disponibilidad de créditos basamentados en las características propias del negocio y en condiciones aceptables, tal como se ofrecieron, representa también un avance significativo. Un buen camino. No obstante se debería reducir el plazo de generación mínima (20 años) a la mitad además de otros aspectos menores.

¿Está creciendo el mercado con respecto a años anteriores?

Para responder esta pregunta debemos recordar que, en lo que a biomasa se refiere, el negocio en años anteriores, es decir de 2015 inclusive hacia atrás, fue virtualmente nulo, inexistente.

Por eso me atrevería a afirmar que el mercado de la generación eléctrica con biomasa nació incipiente en 2016 y se incrementó en 2017.

Esa es a nuestro juicio la única realidad, y esperamos que ese camino continúe en los años venideros.