Esta última adquisición comprende dos proyectos solares en desarrollo en los estados de Bahía y Rio Grande do Norte, con capacidades de 282 MWp y 312 MWp, respectivamente.

El acuerdo en Brasil supone a la compañía alcanzar los 4,7GW de capacidad operativa bruta en 2021 con una clara apuesta por el mercado español, tras diversas adquisiciones incluyendo el acuerdo con Enerland – el pasado mes de agosto – de un clúster de proyectos en Zaragoza de 62 MW y tres proyectos en las comunidades autónomas de Castilla y León y Aragón, con un total de 161 MW.

Con este nuevo paso, la capacidad total de producción en materia de energía renovable, se distribuye en la Península Ibérica y Brasil. En la Península cuenta, en base al 100% de consolidación, con 4,1 GW; 3,52 GW en España y 524MW en Portugal.

España con un 85% de los proyectos es el principal mercado en el que compañía concentra toda su inversión en materia de renovables. Tras la compra en septiembre del año pasado, del 75% de la empresa solar de ACS, convirtió a Galp en el mayor operador de energía solar de la Península Ibérica con más de 900 megavatios en operación.

Pocos meses después, la energética lusa presentaba EI – Energía Independiente, una compañía con el foco puesto en la generación distribuida de energía fotovoltaica 100% renovable, basada en un sistema energético sostenible que utiliza el potencial de los tejados para la generación de energía limpia.