Foro Económico Mundial e IRENA se unen para impulsar energías renovables a nivel global

El Presidente del Foro Económico Mundial, Børge Brende, y el Director General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), Francesco La Camera, firmaron un Memorando de Entendimiento (MoU) junto con el 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Cumbre sobre el Impacto del Desarrollo Sostenible.


El Índice de Transición Energética del Foro ha encontrado que, sin una acción urgente de las partes interesadas, COVID-19 comprometerá la transición a la energía limpia.

Y el Programa de Recuperación Post-COVID-19 de la IRENA muestra que, si bien las energías renovables han demostrado su capacidad de recuperación a lo largo de la crisis, las medidas políticas específicas y la inversión en la transición energética pueden aprovechar los beneficios socioeconómicos y, al mismo tiempo, mantener el rumbo hacia un sistema totalmente descarbonizado para 2050.

Este memorando de entendimiento reúne a dos organizaciones internacionales para colaborar y promover un futuro energético sostenible mediante la adopción de nuevas tecnologías, financiación y marcos normativos ambiciosos.

Su objetivo es hacer avanzar la necesaria transición energética mundial, descarbonizar los sectores difíciles de reducir, ampliar el despliegue de tecnologías limpias y mejorar los conocimientos energéticos de los encargados de la adopción de decisiones y del público.

«Los países deben elevar significativamente su nivel de compromiso con la sostenibilidad ambiental, aprovechando las diversas políticas, tecnologías y opciones de financiación», expresó Brende.

«Formalizar esta asociación en curso durante la Cumbre sobre el Impacto del Desarrollo Sostenible es un paso importante para fortalecer la misión de nuestras organizaciones. Reúne el conocimiento, la perspicacia y la experiencia en innovación de la IRENA con la red mundial del Foro para garantizar que estos compromisos más elevados se hagan realidad a corto plazo».

«La transformación de la energía está en el corazón de la recuperación económica», expresó La Camera. «La energía renovable ofrece un camino hacia la neutralidad del carbono para mediados de siglo, alineando las decisiones políticas y de inversión a corto plazo con nuestros objetivos a medio y largo plazo de la Agenda de Desarrollo Sostenible y el objetivo de 1,5°C del Acuerdo de París».

La cooperación internacional es vital para apoyar a las empresas y al sector público en sus esfuerzos por alcanzar nuestros objetivos climáticos. Esta asociación reforzada combina la experiencia líder de la IRENA en materia de transición energética con el historial de éxito probado del Foro para impulsar el cambio mediante el diálogo entre los sectores público y privado en la búsqueda de un sistema energético mundial adecuado para el futuro».

«El Foro y la IRENA han trabajado juntos durante varios años para apoyar la transición energética», confía Roberto Bocca, Director de Modelización del Futuro de la Energía y los Materiales del Foro Económico Mundial.

«Este memorando de entendimiento refuerza la colaboración entre nuestras organizaciones para acelerar y dar forma a la trayectoria de la transición energética, asegurando que sea sostenible, inclusiva y que apoye la recuperación económica después de COVID-19».

En el último decenio se han producido rápidas transformaciones a medida que los países avanzan hacia la generación, el suministro y el consumo de energía limpia.

Se han retirado las centrales eléctricas de carbón, a medida que aumenta la dependencia del gas natural y de las fuentes de energía renovable sin emisiones. Las iniciativas de fijación de los precios del carbono han dado lugar a ganancias incrementales.

La situación actual del sector se describe en el Índice de Transición Energética 2020 del Foro Económico Mundial. En él se comparan los sistemas energéticos de 115 economías, destacando los principales actores en la carrera hacia las emisiones netas cero, así como los que tienen trabajo por hacer.

El informe de este año señaló que el COVID-19 podría amenazar el ritmo al que las economías adoptan una energía más sostenible. Suecia encabeza la clasificación general por tercer año consecutivo como el país más preparado para la transición a la energía limpia, seguido de Suiza y Finlandia.

Ha habido pocos cambios en los 10 primeros puestos desde el último informe, lo que demuestra la estabilidad energética de estas naciones desarrolladas, aunque se está cerrando la brecha con los países que ocupan los últimos puestos. El Reino Unido y Francia son las dos únicas economías del G20 que están entre las 10 primeras.

La Cumbre anual del Foro sobre el Impacto del Desarrollo Sostenible reúne a casi 2.000 líderes de todo el mundo para ampliar las soluciones que abordan los desafíos económicos, sociales y ambientales de nuestro tiempo. Jefes de Estado, directores ejecutivos y líderes de la sociedad civil entablan un diálogo para iniciar, acelerar y ampliar las soluciones empresariales que promueven los objetivos de desarrollo sostenible.

La cumbre se celebra prácticamente del 21 al 24 de septiembre.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com