El proyecto, que se ejecutará en tres años, será a nivel de prueba piloto y se realizará considerando las características propias de la región. En ese contexto, se desarrollarán nuevas aplicaciones tecnológicas en el campo de distribución de energía con la posibilidad de aplicarlas, en años siguientes, a toda la zona.

La implementación del sistema posibilitará tener información del consumo energético en tiempo real, ayudando al usuario a hacer un uso racional de la energía, y aportando, de esta manera, a la auto sustentabilidad energética. Por otra parte, optimizará la utilización del sistema eléctrico, contribuyendo a la inclusión energética.

Juan Carlos Del Bello, rector de la UNRN, destacó: “Cuando pensamos la Universidad, pensamos en una universidad emprendedora, como aquella que sabe dar respuesta a las necesidades de su entorno económico y social y que contribuye de forma activa a su desarrollo. El proyecto de telegestión de redes eléctricas es un claro ejemplo de investigación colaborativa y de creación de sinergias, que superan el tradicional rol académico de la universidad, fomentando la transferencia de tecnología y promoviendo la innovación con una perspectiva regional”.

Por su parte el presidente de la CEB Rodolfo Rodrigo expresó su agradecimiento al equipo de trabajo conformado entre la institución, y la UNRN. Se mostró enorgullecido por las metas alcanzadas, para el logro de las cuales CEB aportó sus mejores recursos humanos con Eduardo Broglio, Néstor Prado y Germán Gioia, con la estrecha colaboración de Claudio Campo. Rodrigo concluyó que “no hay mejor innovación que la que pone valor a la calidad de vida”.

Hacia la finalización del proyecto se habrán conformado equipos de profesionales con capacidad de generación, adaptación y optimización de tecnologías relativas a electrónica, telecomunicaciones e informática referidas al sistema eléctrico.

Para concretar este financiamiento, el equipo conformado por los docentes investigadores y la gestión de la Ingeniería en Telecomunicaciones, trabajó en conjunto con el Vicerrectorado de la Sede Andina y la Secretaría de Investigación, Creación Artística, Desarrollo y Transferencia de Tecnología de la Universidad Nacional de Río Negro.

Otro de los aportes será el de optimizar el factor de uso de la capacidad instalada para la mayor inclusión energética como la reducción de la vulnerabilidad del sistema. Asimismo permitirá obtener mejoras en las condiciones laborales de seguridad de los trabajadores de la CEB.

Otro de los logros esperados será la incubación de empresas a nivel local. Se espera además la escalabilidad de la solución a todo Bariloche, los 46000 usuarios del área servida por la CEB Ltda. Por último mencionamos en esta descripción de beneficios el mejoramiento de la distribución de los subsidios del sector público.