Durante el evento de Latam Future Energy en Santo Domingo, referentes de Jinko Solar y Growatt analizaron cómo se vio afectada la industria tras el advenimiento del Covid-19 como pandemia en los últimos años.

Por el lado de la fabricación de inversores, Eduardo Solis, director de Mercadotecnia y Especialista de Producto en Latinoamérica para Growatt, reconoció que han experimentado importantes incrementos en los costos de toda la cadena de suministro lo que se ha traducido en subas de precio en equipos de electrónica de potencia.

«No hay un solo componente que no haya sufrido cambios en el precio durante estos últimos dos años», cuestionó el referente de Growatt.

Y es que, materias primas como cobre y aluminio junto a piezas tales como conectores, desconectadores y microchips continúan en alza. Desde la óptica de Eduardo Solis, parte de esto, se debería a la alta demanda que tienen diversas industrias como la automotriz y la de telefonía móvil por estos componentes.

Tal es así que un punto en contra sería depender del stock de proveedores globales de aquellos componentes constitutivos de inversores que los llevan a una variación del precio que puede ir “desde un 5% hasta un 50%”, siguiendo el análisis del especialista de producto de Growatt.

A aquello adhirió Ricardo Palacios, gerente de Ventas para Centroamérica y el Caribe de Jinko Solar, quien advirtió: “todos hemos sido igualmente afectados”.

Haciendo un repaso del “peor momento” que supo enfrentar la industria en cuanto a costos en la cadena de suministro; Ricardo Palacios indicó que si bien el alza comenzó en todas las materias primas desde un año o más, no fue sino hasta el inicio del último trimestre del año pasado, donde un elemento clave como el silicio experimentó 300% de crecimiento.

Aquello, sumado al incremento del aluminio, cobre, plata, vidrio, etc., indispensables para fabricantes de módulos solares, sorprendió y complicó también a distribuidores de esta industria que adicionalmente se encontraban barreras a la hora de transportar los productos en fletes marítimos destinados para esta región.

Alerta en el sector solar: el transporte marítimo de contenedores llegó a costar USD 20000

“Ha habido algunas otras situaciones que han mantenido ese precio en un punto intermedio alto (…) pero la idea de todos es poder seguir con una cadena de suministro que se mantenga lo más estable posible y caminar desde ese punto, para mantener proyectos activos”, concluyó el gerente de ventas regional de Jinko Solar.

Aquellos comentarios fueron realizados durante el panel “El estado de la energía solar fotovoltaica en México, Centroamérica y Caribe: Nuevos desarrollos y soluciones tecnológicas”. En el cual, participaron referentes de Growatt, Huawei, Jinko Solar, Siemens y Total Eren.

Acceda a los testimonios completos de estos referentes del sector energético renovable en los canales de YouTube de Latam Future Energy, Invest in Latam y Energía Estratégica.