Expertos analizaron las oportunidades para la agricultura a través de las energías renovables

En el marco de un webinar para el mercado chileno se compartieron casos de éxito de proyectos agrovoltaicos al rededor del mundo y retos regulatorios que enfrentar para el despliegue de nuevos proyectos en estas latitudes.

Chile es uno de los países más vulnerables al cambio climático. La seguía y los cambios de régimen de lluvia son algunos de los efectos que el sector agrícola debe enfrentar. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, en los últimos 20 años la producción chilena de trigo redujo su superficie de 400 mil a cerca 200 mil hectáreas.

En este contexto se realizó el Webinar AgroPV: Oportunidades para la agricultura y la transición energética, organizado por la Energy Partnership (EP) Chile-Alemania de GIZ, el Ministerio de Energía y el Fraunhofer Research Centre Chile, el cual reunió a más de 150 asistentes.

El Agro-PV, es un sistema que integra paneles fotovoltaicos en la agricultura para combinar la producción agrícola y la generación de energía limpia en el mismo terreno. Un sistema Agro-PV puede aumentar la eficiencia del uso de la tierra y permitir otros efectos sinérgicos positivos para la agricultura, como la protección climática de los cultivos sensibles y la mejora de la eficiencia del uso del agua.

Daina Neddemeyer, responsable del proyecto de la EP ChileAlemania, abrió el evento analizando los desafíos que enfrenta la humanidad ante el avance de los efectos del cambio climático y el aumento de la población mundial y la necesidad de alimentación que ésta requiere, para lo cual el uso de suelo de forma integral es una de las soluciones.

A continuación, Federico Bernardelli, de la oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de Energía, señaló que a través del Agro-PV se logra poner un sello verde a aquellos productos que Chile exporta, siendo de esta forma más atractivos.

Por su parte Jaime Giacomozzi de la Odepa del Ministerio de Agricultura, sostuvo que este tipo de iniciativas están siendo abordadas a través de la agenda climática sectorial, siendo la transición a sistemas productivos sustentables uno de los ejes prioritarios para el trabajo en agricultura.

Actualmente Chile cuenta con tres pilotos de esta tecnología asesorados por el instituto Fraunhofer, localizados en Lampa, Curacaví y El Monte. En los resultados se logró identificar una superficie 29% más húmeda debido a los efectos de la sombra parcializada, según comentó David Jung, investigador de Fraunhofer Research Chile.

Por otro lado, Marco Aguilar, de Sobreterra y beneficiario del piloto de AgroPV en Lampa, destacó que “debido a la sombra parcializada se mantiene la humedad y las planta no sufre tanto estrés”. Además, explicó que gracias a los paneles fototácticos ha visto una disminución en su cuenta de electricidad.

Tobías Winter, experto de la GIZ en la India y director del Foro Indo-Alemán de la Energía (IGEF), subrayó que uno de los desafíos es calcular correctamente la altura de los sistemas PV para que no interfieran con el desplazamiento de las máquinas. El experto demostró diferentes ejemplos en Europa y la India, donde se ha reconocido el potencial de la Agro-PV y demostrado en la práctica.

En el caso de Chile, aún quedan barreras por resolver para poder avanzar en el uso de esta tecnología, tales como aspectos de legislación, calcular bien la rentabilidad de estos proyectos e investigación aplicada.

Finalizando el webinar, se dejó invitados los asistentes a seguir aprendiendo de esta temática a través de una mesa de trabajo, para lo cual hay que inscribirse en este enlace. La grabación del evento se encuentra disponible en esta página.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *