En el segundo encuentro nacional ‘Ciclo de Jornadas de Gestión Cooperativa’, que llevó a cabo la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios (FACE), bajo el título de ‘Preparándonos para los desafíos que nos presentan los nuevos paradigmas energéticos’, una de las disertaciones fue de Gabriel Lo Giudice, experto que integra el equipo de técnicos de CAMMESA.

“Se van a incorporar nuevas estaciones transformadoras en líneas de 500 kV en algunas de las cuales ya se han iniciado, siguiendo un criterio de diseño”, adelantó el especialista.

Explicó que tal criterio está condicionado por las zonas donde se están desarrollando las grandes cantidades de generación de energías renovables, ubicadas “a gran distancia de los centros de consumo de mayor concentración el país”.

Lo Giudice mostró la potencia renovable adjudicada en cada zona, ya sea por medio de las licitaciones del Programa RenovAr, Ronda 1, 1.5 y 2, como también los contratos renegociados de la Resolución 202 y los emprendimientos seleccionados para el mercado privado ‘MATER’. En definitiva, los 5.794 MW que avanzan en diferentes etapas hoy día.

Pero su desarrollo va a generar congestiones que pueden ser serias, advirtió el experto. “Esto ha generado que se produzca ya previsiones sobre la saturación de algunos sistemas de 500 kV, indicados en el siguiente esquema”, mostró.

De ahí la necesidad de incorporar Líneas de 500 kV y ET (Estaciones Transformadoras) en distintos puntos del país, capaces de reforzar demanda en la zona metropolitana.

“Para resolver estas restricciones se definió, de acuerdo con todos los participantes del mercado, la incorporación de adaptaciones”, anticipó.

“Incorporar un nuevo corredor entre el NOA y Cuyo, una nueva línea de 500 kV”, señaló y aseguró que esta obra que va de la La Rioja hasta San Juan “se podrá ampliar la capacidad para nueva energía renovable entre NOA y Cuyo de unos 300 a 500 MW”.

Además Di Giudice apuntó que se está pensando un nuevo vínculo entre Mendoza y Gran Buenos Aires”, que va a contar con 2 estaciones intermedias, Charlone (límite de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y La Pampa) y O’Higgins (Junin).

“Esta obra va a permitir la generación de incorporación de renovables en el área Cuyo, permitir mejorar el abastecimiento de la demanda intermedia, porque ingresan con vínculos de 132 kV, y actualmente la redes que abastecen la demanda en estas áreas son muy débiles, tenemos problemas de tensión”, explicó. Y remarcó el montaje de obras en el Sur del país.

“Con esto se estima ampliar en unos 1.000 MW la capacidad de inserción de energías renovables”, remarcó el especialista de CAMMESA.

Resaltó que, una vez que se monten los proyectos de energías renovables comprometidos, este recurso, en horas de demandas medias o medias bajas, y en estaciones de menor consumo, como en primavera u otoño, “va a desplazar a la térmica, donde alrededor del 50 por ciento de esa tecnología está instalada en la zona metropolitana”.