Desde la semana pasada que Richard Franken está en Rosario, Santa Fe, trabajando junto con un grupo de especialistas de la Subsecretaría de Energías Renovables de la Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia.

Franken es un especialista alemán de larga trayectoria en mediciones energéticas de inmuebles. Es Ingeniero licenciado en Arquitectura de la Universidad Técnica de Berlín y pertenece a la sociedad de utilidad pública alemana “Senior Experten Service (SES)”, la cual brinda servicios de asesoramiento, por parte de expertos jubilados, a empresas de la pequeña industria, centros de capacitación, comunas, administraciones públicas, etc, de distintas partes del mundo.

Fue por medio de la Embajada de Alemania es que el Gobierno de Santa Fe tomó contacto con el especialista.

Franken, y el equipo de trabajo de la Dirección de Eficiencia Energética Secretaría de Estado de la Energía de la Provincia de Santa Fe, liderado por el ingeniero Roque Stagnitta, recibió a energiaestrategica.com en sede de Gobierno, Rosario, para dar precisiones sobre cómo se están preparando para lo que será la primera prueba piloto de Certificación de Eficiencia Energética sobre 500 viviendas de la Ciudad de Rosario.

Cuenta Stagnitta que hasta el momento existe alrededor de 100 inmuebles postulados y se espera que durante los meses de febrero y marzo se complete el cupo de 500 viviendas. La inscripción es gratuita y aquellos interesados en postularse (exclusivo para Rosario) deberán completar el siguiente formulario (hacer clic).

Vale destacar que esta prueba piloto se gestó en el marco de la firma de un Acta Acuerdo de colaboración mutua en políticas de eficiencia energética entre el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, al gobernador provincial, Miguel Lifschitz, la Intendenta de Rosario, Mónica Fein, y académicos de Colegios Profesionales de la Ciudad.

Según precisó el ingeniero santafecino, esta experiencia prototípica comenzará a funcionar entre los meses de abril y junio de este año.

Mientras tanto, se están definiendo los pormenores del acuerdo, se está avanzando en un aplicativo informático que la Provincia de Santa Fe pondrá a disposición de los certificadores abocados a la tarea y durante el próximo mes de marzo ya se comenzarán a preparar a estos profesionales.

Stagnitta explica que el curso de certificadores comenzará finalizará la primera semana de abril y que la camada de estudiantes ya está identificada: se conformará por 5 miembros (20 estudiantes en total) de los diferentes Colegios Profesionales que participan del proyecto: Arquitectos, Ingenieros Civiles, Ingenieros Especialistas y Maestros Mayores de Obra.

En lo que respecta a estos días de trabajo entre el Gobierno de Santa Fe y Franken, Stagnitta describe: “Lo primero que hizo Richard es poner a nuestra disposición todo el sistema alemán, y especialmente el proceso de desarrollo desde el inicio. Teniendo en cuenta que el sistema alemán comenzó en el 73, nuestra idea no es copiar una foto sino ver la película entera y en base a eso desarrollar conclusiones que podamos imitar hoy en el 2017 en Argentina”.

Franken trabajando junto al equipo técnico de Eficiencia Energética de la Provincia de Santa Fe

Franken trabajando junto al equipo técnico de Eficiencia Energética de la Provincia de Santa Fe (Fuente: Gobierno de Santa Fe).

Hay que destacar que actualmente las políticas de eficiencia energética alemanas son una de las más avanzadas a nivel mundial. Por caso, Franken asegura que en su país “es una obligación por Ley que en las nuevas casas un 10 por ciento de la energía neta provenga de fuentes renovables”.

“El propietario que tiene una casa antigua podrá tener los recursos para mejorar su consumo energético hasta entre un 60 y un 80 por ciento”, resalta el arquitecto y detalla que en el caso de su país el Gobierno apoya con incentivos para que las personas mejoren los criterios de eficiencia de sus viviendas.

En concreto, ¿qué se tendrá en cuenta a la hora de certificar un hogar?

“Se miden distancias a partir de un relevamiento del plano de viviendas. El certificador tomará datos de cómo está construida la vivienda, se carga todo en un aplicativo informático y el dispositivo establece el resultado”, resumió Stagnitta.

El rango de calificación de los inmuebles se establecerá a partir de la letra G (el menos eficiente) hasta la A (criterio de mayor eficiencia). “Se miden desde paredes, aberturas y ventanas hasta artefactos de consumo energético”, adelanta el ingeniero.

Asimismo cuenta que los resultados del etiquetado vendrán acompañados de una serie de recomendaciones para mejorar el estado de la vivienda. Entre ellas se incluirán la utilización de equipos de consumo eficientes y fuentes de energías renovables.

Stagnitta subraya que el hecho de que los etiquetados de vivienda se empiecen a dar en todo el país generará un círculo virtuoso que dará trabajo a los profesionales encargados de la medición, intensificará el mercado de la eficiencia energética y energías renovables, se generará un cuidado al medioambiente y, además, se contribuiría al ahorro de energía.

Disertaciones acerca del proyecto

El jueves de la semana que viene, Franken estará dictando una charla en la Ciudad de Buenos Aires, patrocinada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación. La misma será dirigida a universitarios, cámaras del sector y colegios profesionales. El eje no será otro que su experiencia en etiquetados energéticos en inmuebles y los beneficios de esta medida.

Del mismo modo, el lunes 13 de este mes, en Rosario, en el bar ‘La Favrika’, estará desarrollando una disertación similar, la cual repetirá el martes 14 en la ciudad de Santa Fe. Ambas estarán apuntadas al público en general.

cafe-cientifico-rosario