Expectativas en El Salvador por el borrador de ley Transición Energética y su reglamento

Norma Grande Rodríguez, vicepresidente del Comité Regional para Centroamérica y el Caribe del CIER (CECACIER) y gerente del Área de Grandes Clientes de AES El Salvador, se refirió a las oportunidades de negocios que se abrirán para renovables, almacenamiento en baterías e hidrógeno

El Salvador tiene en revisión una propuesta legislativa de Transición Energética junto a un reglamento de aplicación que daría lugar a un mayor despliegue de energías renovables en el mercado.

Esta propuesta, que aún no ha sido aprobada, propone avanzar con nuevos estudios para determinar capacidades máximas permisibles de tecnologías como eólica y solar en la red, así como analizar la flexibilización del sistema y servicios auxiliares para alcanzar ese límite por medio de almacenamiento de energía.

Desde el sector privado saludan esta iniciativa que esperan que se abra paso pronto como Ley y que permita una mayor sofisticación del mercado a la vez que propicie la sostenibilidad del sector energético.

“El reto en el país es acelerar todos los cambios normativos, regulatorios y legales  que propicien las condiciones para impulsar una transición energética que conduzca al desarrollo sostenible”, consideró Norma Grande Rodríguez, vicepresidente del Comité Regional para Centroamérica y el Caribe del CIER (CECACIER).

La referente empresaria que también se desempeña como gerente del Área de Grandes Clientes de AES El Salvador, mencionó -durante un conversatorio de la CECACIER sobre Regulación y Políticas Públicas para una Transición Energética Justa- que empresas como AES están comprometidas a propiciar el cambio.

“Uno de los objetivos que tenemos para el año 2040 es la producción de energía 100% libre de carbono, cero emisiones CO2 en todas nuestras plantas de AES en los cuatro continentes”, subrayó Norma Grande. 

Y agregó: “Como empresa estamos interesados y apostando a la transición energética. Se realizan las inversiones que resultan posibles e incluso los piloto que puedan demostrar la viabilidad de los proyectos”.

Ahora bien, observó que un factor determinante para lograr estos objetivos de la iniciativa privada son los cambios regulatorios que promuevan y brinden el camino hacia la transición energética de modo que las empresas puedan utilizar con reglas claras nuevas tecnologías que incluyan electromovilidad, prosumidores, medición inteligente, almacenamiento y renovables a gran escala, etc.

En línea con ello la propuesta legislativa de Transición Energética ya incluye propuestas de esquemas y mecanismos para el despliegue de medidores inteligentes, desarrollo de nuevos modelos de negocio, inteligencia artificial, internet de las cosas, tecnología de la información, así como la creación de entes operadores y entes administradores de los sistemas de distribución de energía eléctrica.

Además esta iniciativa legislativa aborda temas como la creación de una mesa nacional para la transición energética que dé seguimiento a su implementación en la política energética, la creación del mercado minorista de electricidad, descarbonización y digitalización, estrategia nacional de generación distribuida renovable, entre otros proyectos necesarios para acelerar el cambio.

1 Comentario

  1. Mario e samayoa

    GENERACIÓN Y ALMACENAMIENTO A GRAN ESCALA, ESA ES LA CLAVE DEL ÉXITO….

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *