Pablo De Benedictis, uno de los fundadores de la empresa Goodenergy, analizó el proyecto de ley que impulsa Marcelo Guinle, senador del Frente para la Victoria (FPV) que ya ingresó al congreso para su tratamiento. Este jueves, los asesores de los bloques conforman la comisión de energía y de presupuesto de la cámara analizarán la iniciativa.

¿Qué opinión le merece la obligatoriedad de llegar al 8% del consumo de energías renovables para 2016 y el 20% para 2025?

Me parece muy ambicioso, por un lado está bien que se ponga un objetivo alto, y para poder llegar a ser real se deben dar varias condiciones, hoy no tenemos la infraestructura ni la capacidad para llevarlo a cabo, no hay mano de obra especializada y se compite con energía muy subsidiada a bajo costo, con lo cual creemos que para poder cumplirlo deberían incentivar por lado la demanda y por otro la oferta, con mayor financiación, apoyo económico y difusión de funcionamiento de energía renovable

¿Qué análisis hace del proyecto?

Nos alegra que se discutan este tipo de proyectos y si bien menciona objetivos claros, no se especifican medidas o plan de acción integral para llevar a cabo el plan, se necesitarían insumos importados por ejemplo y hoy en día hay ciertas limitaciones para conseguirlos. Nos entusiasma al ver el proyecto y esperemos que se puedan ajustar detalles para que se pueda hacer operativo y no quede en una expresión de deseo, porque en un primer análisis el 2016 está muy cerca y hoy sería multiplicar por 8 las instalaciones, o sea crecer un 800% el sector en 2 años, parece muy ambicioso, y deberían hoy un programa y una planificación que muestre cómo se va a lograr cubrir esa cantidad y proponer ese crecimiento tan alto del sector.

¿Qué impulso cree que esta ley le dará a su sector?

Si se hace un plan integral podría ser de alto impacto, habría que analizar cómo, en un principio es bueno que se esté tratando el tema. Más allá de la ley me gustaría ver un plan integral donde actuemos en conjunto empresas del sector, gobierno, usuarios, y entre todos armar una propuesta que permita cumplir con dicho objetivo.

¿Va a potenciar a la industria solar que comercializa sistemas para usuarios particulares?

Siempre depende del plan que se quiera ejecutar, en principio al ser muy alto el objetivo, se necesitaría de mucho trabajo y sería muy difícil que una empresa pueda absorber toda la oferta, sin embargo más que una sacar una ley, habría que ver cómo se reglamenta y como se ejecuta el plan, espero que sea beneficioso para para todos los sectores porque a la larga nos beneficiamos todos como sociedad con el mayor uso de energías renovables.