En el marco de la “Expo Foro Ambiental 2019”, el Arq. José Manuel Lopez Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO), señaló como apremiante que proyectos de energías limpias puedan concretarse.

“Es necesario que se pueda tener una mayor cantidad en el suministro de energías renovables, que además de ser más limpias son más económicas y traerán grandes beneficios para nuestro Estado”, opinó.

Para ello, las autoridades nacionales serían quienes tendrían que acelerar procesos que desde el inicio de la nueva administración tendrían demoras, lo que repercutiría directamente en proyectos renovables en la península que separa el golfo de México del mar Caribe.

De acuerdo a lo que indicó Mauricio Vila Dosal, ex alcalde de Mérida y actual gobernador de Yucatán, en su Estado se habrían afectado US$ 4500 millones que se planificaron destinar a 3600 MW renovables tanto eólicos como solares, producto de 23 permisos a parques de generación en su jurisdicción.

Si bien hace dos semanas se inauguró un primer parque, el Parque Eólico Dzilam Bravo (70 MW), y para principios de junio se prevé otro en Tizimin, Mauricio Vila Dosal indicó que urge se resuelvan las barreras para que los proyectos restantes puedan avanzar.

Lea también “Mejorar las condiciones de inversión: legisladores insisten en aplicar exenciones fiscales y bonos para las energías renovables”

Retomando aquello López Campos consideró que si estos proyectos se siguen aplazando y se continúa contaminando y la meta del 35% de renovables al 2030 se compromete negativamente.

“Es necesario que se pueda tener una mayor cantidad en el suministro de energías renovables, que además de ser más limpias son más económicas y traerán grandes beneficios para nuestro Estado”, opinó.

Y acusó: “tenemos que respetar las normas y hacerlas valer (…) en materia ambiental hay mucha normatividad que hoy es letra muerta y creo que esa es una llamada de atención para todos nosotros y para que la autoridad se comprometa a hacerlas cumplir”.

En este mismo escenario señaló conflictos con la Comisión Reguladora de Energía (CRE). En otra esfera de debate, el presidente de la Concanaco reiteró que continuará insistiendo con la CRE para que Yucatán pase a la tarifa económica “1F”; de modo que, con el alto cobro de la electricidad, no se reste competitividad a las empresas en este Estado.

“Hubo ahora un impasse con el cambio de administración federal porque quien fija las tarifas hasta ahora es la Comisión Reguladora de Energía, renunciaron los comisionados y la situación se politizó, por lo que no se podía continuar con las mesas de trabajo para el diseño de las tarifas y eso lo había atrasado pero ya se van a retomar”, advirtió el empresario.

Para acompañar el proceso de descarbonización de México, en tanto, desde Yucatán la agenda al 2050 además incorpora un plan de siembra de 200000 arboles sólo en Merida, que se llevará a cabo desde el mes próximo, cuando empieza la temporada de lluvias.