La Superintendencia de Electricidad (SIE) avanza en los estudios que servirán de base para crear regulaciones habilitantes de sistemas de almacenamiento de energía con baterías a gran escala en República Dominicana. 

Tal es el caso de un primer proyecto subvencionado por la Agencia de Desarrollo y Comercio de los Estados Unidos (USTDA, por su sigla en inglés) que apoyaría el despliegue de bancos de baterías y que podría ver la luz próximamente. 

“Creo que en unos dos meses estará listo”, señaló el superintendente de Electricidad, Rafael Velazco.

En conversación con Energía Estratégica, Rafael Velazco explicó que ese y otros estudios permitirán al país prepararse para la incorporación de baterías a gran escala tal como sucede en sistemas eléctricos más maduros. 

Analizando casos como el de California y confrontándolos con la realidad de República Dominicana, desde la óptica del superintendente, la incorporación de baterías no sólo sería necesaria como proyectos independientes, sino también como parte de proyectos de generación renovable como eólica y solar, o dentro de subestaciones eléctricas. 

“Nosotros tenemos líneas muy radiales en transmisión y hasta en distribución en donde en algunos puntos del trazo se le puede poner bancos de baterías que inyecten energía y ayuden a la regulación”, introdujo el superintendente.

“Otro elemento a considerar es que en transmisión en adelante se vaya a exigir que todas las subestaciones tengan banco de baterías para que, si hay un apagón, las subestaciones sigan energizadas”, puso a consideración.

Y agregó: “Además, pueden servir para regular la frecuencia de los proyectos antes de que estos inyecten energía. ¿De qué manera? Por ejemplo, en proyectos solares, se les puede exigir que un 20% de su capacidad nominal esté en baterías y así evitar distorsiones en la red” 

En tal sentido, el superintendente aclaró que el generador renovable no tendría la obligatoriedad de ser el propietario de las baterías, pero tendría la obligatoriedad de cubrirlo a través de la renta de aquellos bancos o tercerizando ese servicio complementario.   

Ahora bien, Velazco advirtió que restan más estudios que aborden cuestiones técnicas específicas. Ejemplificando dicho tema, mencionó que será preciso un estudio que determine en qué casos conviene retirar, cuándo conviene inyectar la energía acumulada en baterías, el tiempo que va a exigir el regulador para el ingreso al sistema, cómo será la reserva y carga flotante, entre otros aspectos.  

Por tal motivo, aún no se exigirá la incorporación de bancos de baterías, pero sí se estaría evaluando contemplarlo a través de una nueva ley, regulación o reglamento que no sea retroactiva pero que sí pueda progresivamente exigirse mediante nuevos contratos que se vayan firmando.