¿Qué elementos se tienen en cuenta para la adjudicación de ofertas? 

Como sabemos, el pasado viernes 30 de septiembre se realizó la apertura de los sobres “A” (antecedentes del oferente y del proyecto) con las propuestas presentadas en la licitación de RenovAR, en donde se publicaron los resultados de las calificaciones técnicas de los proyectos, lo que implicó un primer filtro en la adjudicación de ofertas.

Posteriormente, se realizó la apertura de los sobres “B”, los cuales contenían las propuestas económicas de los proyectos.

En paralelo, la autoridad de aplicación, estableció los precios máximos de adjudicación para cada tecnología (precios de corte).

A efectos de la comparación de las ofertas, CAMMESA calculará para cada oferta el Precio Ofertado Ajustado “POA” (es el precio ofertado multiplicado por el factor de pérdida del proyecto, menos 0,15 USD/MWh por cada 30 días de diferencia entre el plazo de ejecución ofertado y el plazo de ejecución máximo).

Es decir, que este paso fue un segundo filtro para aquellas ofertas cuyos Precios Ofertados Ajustados (POA) hubieran superado los precios de corte establecidos para cada tecnología.

¿Puede haber sorpresas en la adjudicación?

A la fecha siguen en carrera únicamente aquellos proyectos que se encuentran calificados técnicamente (sobres “A”) y cuyos POA no hayan superado el precio máximo de adjudicación establecido para su tecnología.

Lea también: «Argentina cosechó en la licitación de energías renovables los precios más bajos en toda su historia»

Una vez finalizados dichos procesos, ha comenzado el procedimiento para la selección y adjudicación de ofertas, en donde Cammesa llevará a cabo los siguientes pasos:

  • Ordenará las ofertas por tecnología, y en forma decreciente en función al POA que hubiesen obtenido, quedando en primer lugar la oferta que hubiera obtenido el menor POA.
  • Si en la misma tecnología, hubiera ofertas que coincidiesen su POA, o tuvieran una diferencia menor al 3%, se ordenarán entre ellas en función al mayor componente nacional declarado “CND”, siempre que exista entre dichas ofertas una diferencia mayor a 3 puntos en su CND. Si la diferencia del CND fuese menor a 3 puntos, se seleccionará aquella oferta con menor POA.
  • Si el empate aún prosigue, se definirá por sorteo.
  • Se adjudicarán las ofertas respetando el orden establecido precedentemente y respetando que no se superen las potencias máximas establecidas para cada categoría.
  • Únicamente, en los casos de adjudicación de las centrales de generación eólica, cuyos Puntos de Interconexión (PDI) se encuentren vinculados al corredor Patagonia y al corredor Comahue, se procederá de la siguiente manera:
    • Se adjudicarán los proyectos según lo descripto en los puntos 1) a 5) hasta cubrir 500 MW.
    • Se adjudicará a las centrales de generación eólica cuyos PDI se vinculen con corredores distintos al de Patagonia y Comahue.
    • Si no existieran centrales de generación eólica en otros corredores en condiciones de ser adjudicados, se continuará con la adjudicación de las centrales de generación de los corredores Patagonia y Comahue.
  • Una vez realizadas las verificaciones pertinentes, si la oferta no excediese la potencia disponible, se procederá a su adjudicación.
  • Si la oferta se excediese, se efectuará una adjudicación parcial sólo si esta opción hubiera sido especificada por el oferente en su oferta, caso contrario se seguirá adjudicando según el orden establecido para los proyectos.

Cabe recordar, que se presentaron originalmente 123 propuestas por un total de 6.366 MW.

Según informaciones no oficiales, siguen en carrera 105 propuestas por un total de 5.200 MW.

¿Pero podrá haber cambios respecto del listado de propuestas que ya se conocen con los mejores precios?

Entendemos que no existirán cambios, ya que el proceso descripto en el pliego de licitación es claro, pero también debemos tener en cuenta que no necesariamente los mejores precios ofertados se quedarán con los proyectos, ya que dentro del proceso de selección CAMMESA calcula el POA, y en función a dicho precio ordena las ofertas y se determinan las “ganadoras”.

Debemos tener en cuenta, que pueden existir proyectos con precios altos ofertados, que luego considerando el factor de pérdida del punto de interconexión del proyecto y las diferencias en los plazos de ejecución ofertadas, den lugar a un POA que resulte inferior al precio de corte, y pudieran resultar adjudicatarias de los proyectos.

Lea también: «Programa RenovAr: Fuerte revés a los proyectos de energías renovables de Mendoza»

¿Se dio impulso a los proyectos que utilizaran componente nacional?

Si bien sabemos que muchos de los componentes a utilizar en el desarrollo de estos proyectos son de origen importado, dada la escasez de dichos productos en la industria nacional o de los precios no competitivos de éstos, el Gobierno a través del Programa RenovAR en cierta forma logró dar un incentivo a la utilización del componente nacional a través de:

En la etapa de adjudicación de proyectos, si bien la asignación de las ofertas se realiza en función al POA, en caso de que existan proyectos con iguales POA o con una diferencia entre ellos menor al 3%, se le da lugar a la ponderación de los mismos en función al Componente Nacional Declarado CND, y se priorizarán aquellas ofertas que cuenten con un mayor CND.

Beneficios fiscales: recordemos que existirá la posibilidad de computar un bono fiscal correspondiente al 20% del componente nacional (en la medida que se acredite como mínimo un 30% de componente nacional en las instalaciones electromecánicas), que podrá utilizarse para el pago de impuestos nacionales.

Y respecto de la firma de los contratos… ¿todavía persisten vacíos legales?

Sería importante revisar el impacto del impuesto de sellos. Son muchas las jurisdicciones que han adherido al régimen de fomento para el uso de fuentes renovables, pero hay otras que no, y eso generará distorsiones. Sería bueno que se logre un consenso para que no se generen desequilibrios en las cargas impositivas entre distintos proyectos ubicados en distintas jurisdicciones.