Estudio allana el camino para la acción climática y colaboración entre Colombia y la Unión Europea

Ambas taxonomías identifican sectores y actividades relevantes para la descarbonización teniendo en cuenta la contribución sustancial a la mitigación del cambio climático.  

El firme compromiso de Colombia con la acción climática la ha situado a la vanguardia de los esfuerzos de desarrollo sostenible en América Latina y  el Caribe (ALC).

Para reforzar aún más estas iniciativas, Climate Bonds Initiative y Ambire Global, en el marco del proyecto Diálogos Climáticos de la Unión Europea (EUCDs) financiado por la Unión Europea, han llevado a cabo un estudio comparativo exhaustivo entre las Taxonomías de Colombia y de la Unión Europea (UE). Este estudio tiene como objetivo identificar sinergias y alinear los dos marcos, fomentando la cooperación y facilitando la implementación efectiva de estrategias de acción climática.

La comparación se centra en las prioridades clave esbozadas por la Ley de Acción Climática de Colombia, que establece objetivos ambiciosos, incluida una reducción del 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 en comparación con los escenarios proyectados para el desarrollo normal de las actividades, con el objetivo último de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, además del establecimiento de presupuestos de carbono y la mitigación de la deforestación neta.

Al cotejar estas prioridades con el Reglamento sobre Taxonomía de la Unión Europea, el estudio pretende descubrir sinergias para facilitar los esfuerzos conjuntos hacia la consecución de los objetivos climáticos. Pretende racionalizar los esfuerzos y fomentar el entendimiento mutuo en la aplicación de medidas eficaces de acción por el clima, contribuyendo en última instancia a un futuro más sostenible.

Los resultados del estudio comparativo constituirán un valioso recurso para los responsables políticos, los reguladores y las partes interesadas tanto de Colombia como de la Unión Europea. Las conclusiones extraídas de este análisis ayudarán a armonizar las taxonomías, lo que permitirá racionalizar la presentación de informes, la inversión y el seguimiento de las actividades relacionadas con el clima. Al alinear las taxonomías, ambas regiones pueden beneficiarse de una mayor inversión en proyectos sostenibles, movilizando recursos hacia un futuro más verde y resiliente.

Principales conclusiones del estudio: 

  • Ambas taxonomías presentan un alto grado de similitud, con algunas excepciones que responden principalmente al contexto regional.
  • Ambas taxonomías identifican sectores y actividades relevantes para la descarbonización teniendo en cuenta la contribución sustancial a la mitigación del cambio climático.  
  • El análisis de los criterios técnicos de elegibilidad (CTE) de las actividades económicas se basó en la comparación de 51 actividades económicas de la Taxonomía colombiana con 74 actividades económicas contempladas en la Taxonomía de la Unión Europea. 
  • Los resultados globales muestran que los CTE definidos para la contribución sustancial a la mitigación del cambio climático son muy similares para el 47% (24 actividades) de todas las actividades económicas comparadas. Los sectores con más similitudes son Energía y Manufactura. 

La Unión Europea y Climate Bonds Initiative siguen comprometidos con el avance de la acción climática, el fomento de la colaboración internacional y la promoción del desarrollo sostenible. La finalización de este estudio marca un hito importante en el fortalecimiento de los lazos entre Colombia y la Unión Europea, creando una base sólida para los esfuerzos conjuntos en la lucha contra el cambio climático.

Lea el estudio completo aquí

Andrés Felipe Sanchez, Responsable para América Latina de Climate Bonds Initiative 

«En la búsqueda de un futuro más verde, dejemos que el Estudio Comparativo de Taxonomías sea nuestra luz guía, iluminando sinergias y forjando alianzas entre continentes. Juntos, podemos trascender las fronteras y cultivar vínculos sostenibles, allanando el camino para la acción climática en toda América Latina y más allá.»

Manuel Fernández Quilez, Delegación de la Unión Europea en Colombia 

«La interoperabilidad entre las taxonomías de finanzas verdes de la Unión Europea y Colombia es un avance bienvenido. En el corazón de la inversión sostenible se encuentra una taxonomía, un sistema de clasificación exhaustivo que guía a los inversores hacia opciones ambiental y socialmente responsables. Al adoptar las taxonomías y su interoperabilidad, podemos allanar el camino para transiciones justas que permitan avanzar significativamente en la consecución de nuestros objetivos climáticos globales. El déficit mundial de financiación sostenible es más crítico que nunca y requiere la movilización de capital. Desarrollar y alinear taxonomías y normas es crucial para reorientar el capital hacia inversiones sostenibles. Estas acciones sirven como bloques de construcción para aumentar la transparencia, fomentar la inversión y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.»

Vishwas Vidyaranya, Director General, Ambire Global 

«En la construcción de puentes para la acción climática y para reducir las barreras a los flujos de capital entre la Unión Europea y Colombia, este ejercicio de interoperabilidad entre las dos taxonomías es una guía importante. A través de un estudio comparativo exhaustivo, el informe identifica sinergias que facilitarán los esfuerzos conjuntos para alcanzar objetivos climáticos ambiciosos. La armonización de las taxonomías puede allanar el camino para la racionalización de la información, la inversión y el seguimiento de las actividades relacionadas con el clima, lo que en última instancia nos conducirá hacia un futuro más verde y resiliente.»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *