NEXTracker tiene una importante presencia en Latinoamericana, ¿en qué mercado de la región capitalizaron más negocios?

Globalmente logramos 14 GW. En México, que es el mercado más grande para nosotros, estamos hablando de unos 3 GW.

Una de nuestras grandes conquistas en este país fue el Parque Solar Villanueva de 830 MW, construido y operado por Enel. Tenemos también confirmados proyectos de 15 MW, por ejemplo.

Desde allí, como Director de Ventas en Latinoamérica, manejo el resto de los negocios de la empresa en la región. Esta decisión se debió a que hacia el sur los mercados son relativamente más simples y somos más competitivos. 

Sin embargo, no tenemos un modelo de negocio y una forma de operar común en toda la región, dependerá de cuáles son las condiciones en cada país. Nuestra posición es adaptarnos a cada uno de los mercados en los que queremos estar. 

Y, ¿a qué mercado/s están apuntando hoy?

El mercado en el que hoy tenemos mayor interés es Argentina. Aunque definitivamente la situación actual no ayuda mucho y genera bastante incertidumbre, sobretodo para los proyectos que tienen contenido nacional y tienen que tener transacciones hechas en el país. Eso genera un poco de incomodidad. 

Lo que estamos viendo hoy es que el mercado está actuando con cierta preocupación y se está teniendo cierta cautela en lo que se va invirtiendo. 

¿Eso es como consecuencia de los problemas macroeconómicos de Argentina? 

Sí, correcto. Más allá de que sea un reflejo de lo que está pasando o del riesgo de esos proyectos, creo que Argentina tiene un pasado reciente que también valida a veces los escenarios peores escenarios que alguien pueda llegar a haber contemplado. 

¿Cómo se refleja en su negocio? ¿reciben menos consultas? 

Estamos viendo mucha más cautela de los inversores en cuanto a avanzar con los proyectos y se traduce en una desaceleración en el mercado que en definitiva se va a sentir en el resto de este año y en el año que viene; a menos de que haya una señal en el mercado que haga que eso cambie. 

En la región consiguieron importantes negocios en México, mantienen expectativas con Argentina y en Brasil entiendo que tienen una fabrica propia… 

Sí. En Brasil el componente local es muy importante. Ante ello, nosotros nos preparamos para ofrecer seguidores que además de poder ser producidos o no en el país, traigan consigo la calidad que nuestra empresa tiene a nivel internacional. Como bien dices, tenemos una fábrica local que está enfocada únicamente a negocios en Brasil.

Como decía anteriormente: nosotros nos adaptamos. Aunque esta no sea la forma más competitiva de llegar al mercado, pero que definitivamente significa un requisito que cumplimos para tener la presencia que tenemos hoy. Este es un escenario que se repite tanto en Brasil como en Argentina, llámese desde la normativa requerimiento de componente local o nacional, en cada caso. 

Lea también: Nextracker se esfuerza por aumentar componente nacional 

En Argentina, ¿cómo avanza la incorporación de contenido nacional en sus trackers? 

Nosotros ya estamos con certificación de INTI. Todavía no tenemos cerrado un proyecto con componente nacional y en parte ha sido porque estamos teniendo un poco de cautela con los proyectos que tienen una integración elevada de componente nacional. Sí vemos bastante más actividad en otros proyectos donde hay un poco de flexibilidad en cuanto a la selección de la tecnología.

En Brasil no hay previsiones aún de una nueva subasta a nivel nacional, sin embargo se lanzaron en los últimos meses subastas en distintas ciudades o departamentos ¿están interesados en ser proveedores de proyectos adjudicados en estas pequeñas subastas? 

Sin dudas. En Brasil tenemos una inversión muy grande, y ya tenemos unos 500 MW. Por la estructura de costos del país nuestra fábrica ahí solo atiende al mercado local y constantemente estaremos buscando nuevas posibilidades de negocios.  

En este escenario, ¿complica a los proveedores que las ofertas de proyectos para subastas en Brasil se expresen en la moneda local? 

Sí. Lo único que agrega es complejidad y eso encarece todos los proyectos. 

¿Qué esquema de subastas resulta más oportuno para ofrecer mayor competitividad? 

Un caso que es bastante bueno (aunque no perfecto) es el Chile, aunque tiene su complejidad en cuanto a los bloques de energía y eso complica a las fuentes intermitentes pero, desde el punto de vista del PPA es bastante simple y el país tiene menos riegos percibidos. 

En aquella línea, México también es sencillo principalmente porque es dolarizado y eso ha hecho que el mercado haya explotado; quizás, con precios extremadamente bajos pero con muchos proyectos en ejecución, aunque su PPA sea más complejo. 

Pero bueno, volviendo a Brasil, ahí se tiene una forma de hacer las cosas que es diferente al resto… En la actualidad, el país tiene una demanda importante y la cadena de valor está ahí dispuesta siempre a considerar el planteo que hace el Gobierno para trabajar ahí.  

Ese modelo en Brasil, con una fábrica local y cerrando ventas con proyectos más pequeños ganadores en subastas, ¿buscarían replicarlo en Argentina previendo trabajar con los adjudicados del MiniRen?

Personalmente a mi me atraen mucho los proyectos solares pequeños. Una parte de mi carrera en energía solar la he hecho en generación distribuida y creo que tienen un valor súper importante tanto a nivel industrial como comercial y residencial. 

El MiniRen, de alguna forma, es aprovechar la capacidad de interconexión disponible sin crear más problemas de congestión, por lo que me parece una idea brillante. 

Ahora bien, nosotros somos players orientados a grandes proyectos pero definitivamente si el mercado se divide un poco más en proyectos grandes y medianos, seguramente tendremos ambos.  

Lea también: América Latina fue el mayor mercado de seguidores solares durante el 2017

¿En el Cono Sur serían Brasil y Argentina los únicos países a los que apuntan?

No. Otro mercado que estamos mirando con muy buenos ojos es Chile. Este país está volviendo como mercado de Utility Scale, desarrolló varios proyectos relativamente chicos PMGD (Pequeños Medios de Generación Distribuida) por debajo de 10 MW cada uno, y nosotros logramos hacer entre 70 y 80 MW. Pero bueno, nuestro crecimiento como empresa también se dió en 2014 y 2015 en parte por proyectos de gran escala en Chile.

¿Cuál es el proyecto más grande del que participaron en Chile? 

En este mercado el proyecto más grande que tenemos el parque solar Quilapilún (110 MW), que en su momento desarrolló y construyó Sun Edison, y que hoy está en manos de la empresa eléctrica Atlas. Este parque está ubicado en la Colina, Región Metropolitana (a unos 45 km de Santiago). En los últimos dos años hicimos entre 450 MW y 500 MW en Chile.

Ahora estamos teniendo una ola de proyectos de escala de 250 a 50 MW que lo vemos muy viable para 2019 – 2020. Este es un claro ejemplo de que el mercado está volviendo y con muchísimo interés. 

Por otro lado, se viene una subasta de Colombia en enero de 2019 ¿les genera expectativas?  

Estamos viendo qué piensan los desarrolladores y sponsors. Nosotros de alguna forma lo seguimos como fabricantes, proveedores y socios tecnológicos. Sí percibimos atención sobre Colombia porque es un poco la promesa de los últimos años pero aparentemente la subasta de la que hablas, en los términos que está planteada al día de hoy, no sería tan interesante para muchos players. 

Desde NEXTracker estamos atentos y con ganas de entrar si hay un mercado, sin dudas.    

Finalmente, ¿a qué países apuntan/ron en el Caribe y Centroamérica 

Para nosotros como fabricantes de trackers, los vientos en, por ejemplo, Puerto Rico hacen a este país caribeño un mercado inviable, a pesar de que es uno de los lugares en los que se espera que crezcan las renovables en los próximos años. Vemos el interés de la gente en la tecnología porque con un tracker produces más. Pero en zonas expuestas a vientos huracanados se recomiendan estructuras fijas.

Por otro lado, en 2016 hemos concluido bastantes proyectos pequeños en Honduras, aproximadamente tenemos 150 MW, pero de ahí no hemos visto demasiada actividad.

Un caso especial es el de Panamá, que viene desde hace ya mucho tiempo trabajando PPA, pero esos proyectos ya están construidos. 

En tanto, El Salvador también harán una licitación pero muy pequeña, y no hemos visto una atracción real de proyectos importantes. 

Hoy, el foco de desarrollo en Latinoamerica es México, Brasil, Chile y Argentina. 

¿Se podría decir que esos países son líderes hoy para el negocio de trackers?  

Sin dudas.