La Unidad de Planificación Minero Energética (UPME) está terminando de definir algunos aspectos de los pliegos definitivos de la subasta para el Sistema de Almacenamiento de Energía Eléctrica con Baterías (SAEB).

De acuerdo a lo que pudo saber este medio, entre la semana que viene y la última de enero se estarán publicando los documentos definitivos de selección de inversionistas de la licitación.

Cabe recordar que este proyecto de acumulación eléctrica a través de baterías de gran envergadura (por una potencia de 50 MW) en la ciudad de Barranquilla, Departamento Atlántico, busca estabilizar deficiencias del sistema eléctrico de esa zona, donde con cierta frecuencia suelen darse apagones.

A pesar que el lanzamiento de la subasta se demoró más de lo pretendido por las autoridades gubernamentales, es probable que la fecha límite de entrada en operación del proyecto no sea modificada y quede para el 30 de junio del año 2022.

El proceso

El 18 de mayo del año pasado, el Gobierno de Colombia publicó los prepliegos de licitación (ver documentación) de la SAEB. Lo sometió a consulta pública hasta el 19 de junio pasado, donde participaron 56 empresas con más de 600 comentarios.

Este proyecto será el primero de Colombia (y de Latinoamérica) donde se haya instalado un conjunto de baterías por 50 MW para estabilizar el sistema eléctrico de una zona.

¿Con renovables?

Durante este último tiempo, a nivel mundial, se están desarrollando proyectos de energías renovables no convencionales, como energía eólica o solar fotovoltaica, con soporte de baterías.

En ese sentido, ¿el proyecto que está diseñando Colombia podría complementarse con renovables de este tipo? En una entrevista concedida a Energía Estratégica en septiembre del año pasado, Miguel Lotero, Viceministro de Energía de Colombia, consideró que sí.

“Creemos que nuestra red puede obtener muchísimos beneficios con la entrada de renovables y el aporte de los sistemas de almacenamiento”, destacó el funcionario.

Y se comprometió: “a partir de este proyecto, creemos que hay que seguir avanzando y que los sistemas de almacenamiento juegan un papel importantísimo en la incorporación de renovables: sobre todo porque mitigan la variabilidad”.