Andrés Manuel López Obrador continua sosteniendo el argumento de que los subsidios eléctricos que se creían que eran para el consumidor lo absorben las empresas privadas.

“Hay subsidios que se les entregan a las empresas particulares. Se engañó durante mucho tiempo a la gente diciéndoles que el subsidio que se daba en energía eléctrica era para el consumidor, pero no. El subsidio mayor era para las empresas particulares. Y esto no pasa en ninguna parte del mundo”, afirmó el presidente en una pasada conferencia matutina.

Precisó además que por ello no se van a desestimar contratos de energías renovables sino sólo revisar.

“Además de comprarles energía se les da un subsidio. No pagan nada por la transmisión de la energía que producen. Eso corre a cargo de la Comisión Federal de Electricidad. No vamos a hacer nada arbitrario. Estamos revisando esto que fue muy dañino para el interés publico. Queremos competencia, libre mercado. No estas condiciones de privilegio”, consideró AMLO, refiriéndose a lo impulsado con la Reforma Energética.

Y agregó: “No hay autocrítica. La Reforma Energética para algunos era la panacea y qué está pasando. A qué le echan la culpa. Nosotros no hemos cancelado ningún contrato. Hay hasta elementos para hacerlo porque si no invierten están incumpliendo con las condiciones de los contratos. Pero no nos vamos a meter”.

Aún no hay precisiones de cuáles serán los contratos que se revisarán y cuáles no. Pero entre estos estarían aquellos adjudicados en subastas del CENACE, donde las energías renovables mostraron los precios más competitivos del mundo. Récord en aquel momento.

¿Qué consideraciones hizo sobre el impacto que pueda llegar a tener esta decisión? Pues, según el presidente de los Estados Unidos Mexicanos, no se afectará el crecimiento de la participación de energías renovables en el sistema ni se incumplirá con los compromisos internacionales.

“Esto no va a afectar al sector de energías renovables porque nosotros vamos a impulsar mucho la generación de energía eléctrica con recursos renovables. Por ejemplo, vamos a rehabilitar todas las hidroeléctricas y esa es la energía más limpia y más barata”.

“Vamos a modernizar su sistema de generación sobre todo con turbinas de mejor capacidad. Cuando se construyeron estas hidroeléctricas no se tenía la tecnología que ahora se tiene en el mundo. Se puede generar más energía con la misma agua, en las mismas hidroeléctricas. Es energía limpia y renovable. Va a haber todo un plan para eso”.

“Vamos a presentar un plan de inversión conjunta publico-privada del sector energético que incluye PEMEX y la CFE. Se va a definir en qué campos se va a invertir. A más tardar en febrero se conocerán los proyectos”.

Todo esto fue en respuesta a Lorena Ríos de Bloomberg, quien realizó consultas públicas en materia energética, puntualmente en relación al pliego petitorio de CFE que incluye terminar con descuentos que ofrece la estatal a empresas de energías renovables y por otro lado, a rondas petroleras. 

Sobre este último punto, López Obrador aseguró que no está contemplado reactivación de rondas petroleras, sino que el Gobierno federal aguarda a que inviertan aquellos que ya tienen contratos.

“Las rondas para que particulares extraigan petróleo no dieron resultado. No funcionó. Engañaron, diciendo que si se entregaban estos contratos iba a llegar la inversión extranjera a arraudales, iban a aumentar la producción. Pero nada”.

“Ahora me dicen que para el 2024 van a aumentar la producción en 200mil barriles con estos contratos. Ojalá. Pero no nos vamos a atener a eso. Porque si nos hubiésemos confiado a esas declaraciones de la Reforma energética estaríamos produciendo 300mil, pero todavía no he escuchado a nadie de los aplaudidores de la Reforma que ofrezcan una disculpa”.