28 de octubre 2016

El estado de desarrollo de las centrales hidroeléctricas en Argentina

“Siguiendo con el razonamiento de reconvertir la matriz eléctrica aumentando la contribución de las energías renovables, deberíamos apoyarnos también en un recurso natural limpio y abundante como es el recurso hídrico”, advierte Guillermo Malinow en un interesante informe que realizó a mediados de este mes y compartió con energiaestrategica.com (Descargar informe completo). Allí, el reconocido ingeniero […]

“Siguiendo con el razonamiento de reconvertir la matriz eléctrica aumentando la contribución de las energías renovables, deberíamos apoyarnos también en un recurso natural limpio y abundante como es el recurso hídrico”, advierte Guillermo Malinow en un interesante informe que realizó a mediados de este mes y compartió con energiaestrategica.com (Descargar informe completo).

Allí, el reconocido ingeniero enumera 34 proyectos hidroeléctricos identificados para su construcción. Malinow calcula que el potencial hidroeléctrico técnicamente explotable en Argentina representan 32 GW. Señala que el parque de generación actual dispone de una potencia instalada total del orden de 11 GW, “es decir –observa- que recién habríamos aprovechado la tercera parte del potencial disponible”.

Malinow destaca que en esta coyuntura de licitaciones de proyectos de energías solar y eólica, la energía hidroeléctrica (considerada energía de base por su capacidad de almacenamiento y gran flexibilidad operativa) “resulta el complemento idóneo” frente a la intermitencia de las energías intermitentes.

Para Malinow el Gobierno nacional no está desatendiendo el desarrollo de represas, ya que está la intención de desarrollo de las represas del río Santa Cruz, Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic, y la adjudicación de la represa en el río Neuquén, Chihuido I, en negociación con capitales del gobierno ruso, pero considera que podría profundizarse.

Calcula que las 3 obras hidroeléctricas mencionadas aportarían cerca de 2.000 MW en su conjunto. No obstante indica que dentro de 5 años podrán entrar en operaciones.

El desarrollo de los proyectos

grafico

grafico

grafico

grafico

grafico

Inversión necesaria

Con un factor de planta del orden de 0,50 el costo unitario incluyendo los destinados a atender la problemática ambiental y social, puede estar en el orden de 2.500 a 3.000 u$s/kW instalado.

Adoptando un costo de 2.500 u$s/kW la inversión total sería del orden de los 29.000 M u$s a realizar en el lapso 2016 / 35 con una inversión media anual de 1.450 M u$s.

Formas de financiamiento

Malinow analiza:

Una forma puede ser impulsar nuevamente la creación de fondos específicos mediante un cargo en las facturas de electricidad como lo fue el “Fondo Chocón-Cerros Colorados”.

Con ese tipo de financiamiento se pudieron llevar adelante proyectos hidroeléctricos como: El Chocón, Cerros Colorados, Alicurá, Arroyito, Piedra del Águila, entre las principales.

Allí, el Estado provincial aportaba el recurso hídrico y el territorio, y al final de la concesión se quedaba con la propiedad de la obra.

Además, el Estado nacional podría dar los avales y aportar fondos para financiar una parte menor de la inversión. La parte restante de la misma la debería aportar el grupo inversor privado, siendo el recupero mediante la venta de energía durante un período de concesión.

La alternativa que parecería predominar en la actual gestión gubernamental es la «contratación como obra pública», recurriendo para la obtención de fondos a organismos financieros de países cuyas empresas resulten interesadas en ejecutar las obras.

Las obras quedarían para el Estado nacional, a los Estados provinciales se les reconocería el pago de regalías y resta establecer cuál será la entidad que tomará a su cargo la operación y mantenimiento del emprendimiento.

10 Comentarios

  1. Luis

    Muy buena información sobre la base del aporte del siempre inestimable, amigo y colega, Guillermo Malinow.

    Responder
  2. Guillermo Malinow

    A título de aclaración quiero comentar que, como el trabajo es más extenso, al resumirlo en una nota como ésta, generalmente pueden deslizarse errores de interpretación. Es así que el dato que se cita al principio del artículo de 32 GW en realidad corresponde a una estimación del potencial hidroeléctrico técnicamente explotable de Argentina, por ello al compararlo con la potencia hidráulica total instalada en el país del orden de 11 GW, es que menciono que recién hemos explotado la tercera parte del potencial hidroeléctrico.
    En cuanto a formas de financiamiento de estos proyectos en el artículo se dice que cuando se financiaron mediante fondos específicos, tales como «Chocón-Cerros Colorados» el Estado provincial aportaba el recurso hídrico y el territorio, y al final de la concesión se quedaba con la propiedad de la obra. En realidad, posiblemente con el afán de resumir, quedaron mezcladas dos formas diferentes de financiación, una forma fue la de creación de fondos específicos como el citado, metodología aplicada en el país en los años ’70 hasta mediados de los ’90 del siglo pasado y las obras una vez construidas quedaban para el Estado nacional, recordar que eso era antes de la reforma de la Constitución de 1994 y regía la aplicación de la ley 15.336 denominada Ley Federal de Energía.
    Lo que cita luego el artículo sobre la participación de los estados provinciales y que una vez concluida la obra se quedaban con la titularidad de la misma fue una forma de financiación que se intentó llevar a cabo durante las anteriores administraciones de gobierno, la que por diferentes motivos no pudo concretarse en ningún caso.
    Finalmente, lo que se indica como la alternativa que impulsa la actual administración de gobierno, es en realidad otra variante diferente a las dos anteriores.

    Responder
  3. Eduardo Lujan

    Vayan descartando Corpus y Garabi en Misiones la gente ya se expresó en contra y así continuará. Los daños ocasionados por Yacyreta son muestra clara de porque este señor no dice la verdad

    Responder
  4. calos felix badano

    Este es un tema de extrema importancia y lo he comentado en casi todas mis participaciones sobre las energías renovables desde el año 2008.Además deberían inventariarse los futuros proyectos hidroeléctrico relacionados con el potencial eólico de los sitios. Estableciéndose centrales de bombeo hidráulico que optimizarían la perfomance de los aprovechamientos hidroeléctricos al tiempo que cumplirían la función de acumuladores de energía,cuando se registraran buenos recursos eólicos. Cumpliendose una regla bastante usual ,de que cuando no hay viento hay agua y viceversa.Por otra parte se podrían comenzar a implementar en centrales hidroeléctricas existentes (tipo Chocon-Cerro Colorado,entre otras),centrales de bombeo.Esto significaría incorporar al sistema eléctrico fuentes renovables de gran potencia con la acumulación de energía eólica resuelta.Por todo esto nunca pude entender la limitación a 30 MW por la LEY 26190 y 50 MW por la 27191 actual,el tope de potencia hidraúlica para considerar dicho tipo de fuente como renovable.Esta restricción sólo permite el desarrollo de micro y minigeneración hidroeléctrica.Las consideraciones sobre el Impacto Ambiental estarían resueltas en gran parte para los híbridos sobre centrales hidroeléctrica existentes.

    Responder
  5. Carlos Andrés Ortiz

    El opinante Luján es un conocido activistas del ecologismo cavernario, recalcitrantemente anti hidroeléctrico. Carece de fundamentación técnica para expresarse, y falta a la verdad, pues el amañado plebiscito de los años ’90 (pleno período de la partidocracia cleptocrática) NO ES VINCULANTE, y estuvo viciado de nulidad en todos los órdenes, incluyendo las mentiras alevosas expresadas en tono monocorde por esos mismos activistas del ecologismo ultra, así como políticos de muy bajos objetivos comiteriles. Son patentes los múltiples beneficios que Misiones recibió a consecuencia de la obra de Yacyretá, a partir del cambio de paradigma desde 2003.

    Responder
    • Gerardo Canz

      Gracias por participar en esta página,Cdor.Ortiz.Usted siendo una de las máximas autoridades en Energías del país,y especialmente de Misiones,me alegra que pueda decir la verdad y desenmascarar a ESTAFADORES,que habría que estudiar,si sus opiniones no están ligados a intereses económicos de usinas térmicas,ya se venta de equipos o combustibles.Ya escuche anteriormente,que el Sr.Luján, fantasea con las obras hidroeléctricas,y que raro, que no dice mucho de las térmicas.

      Responder
  6. Tomás

    Algunas razones por las que no creo que los grandes embalses deban ser prioritarios:

    -Los embalses no han tenido una buena reputación en latinoamérica, siendo la extensión en tiempo y presupuesto la regla general (https://www.theguardian.com/sustainable-business/hydroelectric-dams-emerging-economies-oxford-research).
    -Los grandes proyectos por lo general traen aparejados problemas sociales, como por ejemplo los asentamientos transitorios.
    -El problema de la intermitencia puede cambiar en 5 años, gracias a los avances tecnológicos y a la dispersión geográfica de los proyectos renovables, con lo cual esta ventaja se diluye. (Quién se anima a apostar a que los electrolizadores para generar hidrógeno no experimenten el mismo avance que los paneles.)
    -Suponiendo como ejemplo los 4.7mil MMusd por los 1100MW del embalse Santa Cruz, existen alternativas renovables más económicas hoy y con costos en descenso, que pueden entrar en funcionamiento en plazos menores.
    -Al embalsar ríos y valles se elimina lo que el día de mañana puede ser un recurso turístico, además de alterar ecosistemas, costo aún por evaluar.

    Responder
  7. Tomás

    Amén de los comentarios anteriores, muy interesante la información que presenta el artículo.

    Responder
  8. cristian

    Muy educativo informe. Felicitaciones al ingeniero Malinow.

    Responder
  9. Ing. J.I.P.González

    Sin obras hidroeléctricas con represa, como las que se mencionan en esta nota del ingeniero Guillermo Malinow, y sin el aprovechamiento de los embalses como acumuladores de energía como menciona Felix Baldano, nunca avanzaremos mucho en el desarrollo de las energías alternativas ni en la Argentina, ni el en el mundo.

    La población de Misiones fue engañada, y sigue siéndolo, sobre los daños que provocan estas obras, y sobre los beneficios que traen.

    Uruguay y Costa Rica, son puestos como ejemplo de países que tienen un gran aporte de energías renovables. Si bien tienen energía eólica abundante, en especial Uruguay, la pueden utilizar porque tienen represas hidroeléctricas de respaldo. Sin estas centrales como respaldo, este se realiza con centrales térmicas.

    En el caso de Yaciretá. Tomando los 12 sectores productivos principales de la provincia, Yaciretá sola representa el 55% de esa generación de ingresos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com