La energía marina es la generada por el movimiento de olas, mareas y gradientes de temperatura, así como por la salinidad de los océanos y el viento que los recorre. Es una fuente renovable que aún no está desarrollada comercialmente, pero que es objeto de investigación para aprovecharla en la generación de electricidad.

Países Bajos, Portugal, Francia, Estados Unidos y Canadá poseen experiencia técnica en esta materia. En Escocia funciona el Centro Europeo de Energía Marina, que cuenta con infraestructura de pruebas donde son analizadas las variables climáticas y los parámetros oceanográficos requeridos para obtener energía.

En el encuentro se realizarán 60 conferencias con especialistas de los principales laboratorios y sitios de pruebas en el mundo, así como centros de investigación en naciones emergentes, lo que permitirá establecer una base de conocimiento y plantear los retos para su desarrollo. Organizaciones como Marviva apoyan que el estudio de esta fuente energética sea parte de las actividades consideradas en el ordenamiento espacial marino.

Actualmente, Costa Rica estudia el potencial eólico marino en un sector del Pacífico Norte, con una investigación llamada “Punta Descartes”. Además, la Unidad de Ingeniería Marítima de Ríos y Estuarios (IMARES) de la UCR, y el Laboratorio e–Wave del TEC, exploran cómo aprovechar esta fuente en el país.

“Si bien el país tiene asegurada su generación renovable para los próximos años, PAMEC es un espacio para ampliar el conocimiento de las fuentes no convencionales desde la comunidad científica y académica, como alternativa futura de producción eléctrica limpia”, explicó Marco Acuña, gerente de Electricidad del ICE.

El evento es realizado en coordinación por Grupo ICE, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), CECACIER y PAMEC.asso.