Especialistas califican a la Ley de Competitividad Energética en Ecuador como «un paso importante pero no suficiente»

Aunque la nueva legislación es entendida como un hito para el sector, argumentan que esta no alcanza para avanzar en la transición energética y proponen más medidas para  democratizar la industria eléctrica hacia fuentes más limpias.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

El déficit de energía de 465 MW en Ecuador está alcanzando un punto crítico y con ello surge una urgente necesidad de cambio. 

En diálogo con Energía Estratégica, Remigio Peñarreta, CEO y fundador de GoSolar S.A, empresa enfocada en promover el uso de la energía solar y de almacenamiento en Sudamérica, enfatiza que la solución no radica en perpetuar métodos tradicionales, como el incremento de la capacidad termoeléctrica, sino en una transición más rápida hacia las energías renovables. 

Según el experto, Ecuador se encuentra rezagado en el uso de energía fotovoltaica, ya que representa menos del 1% de la generación eléctrica anual, lo cual destaca la necesidad de una renovación energética. 

Un cambio fundamental propuesto por Peñarreta es la democratización del sector eléctrico. La implementación de modelos de negocio innovadores, apoyados activamente por el Estado y con la participación de capital privado, podría transformar la industria.

Inspirándose en el modelo alemán, el analista sugiere la creación de Cooperativas de Energía Eléctrica, que no solo generaría dinamismo en el sector, sino que también traería beneficios energéticos, económicos, sociales y ambientales, al involucrar inversiones de familias de ingreso medio.

En cuanto a los cambios regulatorios necesarios, Peñarreta señala que la nueva Ley de Competitividad Energética, aunque representa un paso adelante, no es suficiente. 

“Dicha ley dice claramente que la Agencia de Control de Energía deberá establecer las regulaciones y procedimientos para hacer ejecutable dicha ley. Por ello, allí descansa una gran responsabilidad y oportunidad de oro para que el ente se convierta en un agente de aceleración del cambio energético”, explica.

Y agrega:” La Agencia debe otorgar a los ecuatorianos regulaciones prácticas, modernas y sencillas de implementar para atraer inversiones al sector de generación renovable rápidamente”.

A su vez, como ya había anticipado Energía Estratégica, el experto propone la creación de clústeres solares y eólicos con infraestructura adecuada para la transmisión de energía, la promoción de modelos de desarrollo de proyectos comunitarios y cooperativos, y la priorización en el pago a las Cooperativas de Energía Renovable. 

Además, sugiere la posibilidad de firmar Acuerdos de Compra Venta de Energía (PPA) entre estas cooperativas y clientes privados y estatales.

“Estos cambios en la industria energética no solo representan un desafío, sino también una oportunidad excepcional para Ecuador”, explica. 

Para el especialista, la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles, impulsada por una regulación innovadora y la participación activa del sector privado, puede ser la clave para superar la crisis eléctrica actual y garantizar un futuro energético más seguro y sustentable para el país.

Cabe destacar que la visión de Remigio Peñarreta también se ve evidenciada en un informe de su autoría publicado en sus redes de Linkedin que analiza la situación actual de Ecuador y explica en detalle las razones por las cuales el país requiere de energía limpia en los próximos 10 meses. 

1 Comentario

  1. Fabián Jumbo

    Buen artículo, sin embargo para la matriz energética del Ecuador a largo plazo necesitaríamos de más energía eléctrica que además de las renovables como la eólica y solar , entraría un sector que a nivel mundial está en auge como lo es la nuclear. La implementación de reactores modulares pequeños conocidos como SMR, se podría invertir y desplegar en regiones como la Amazonia y Galápagos. No es algo descabellado pues a diferencia de un reactor de potencia tradicional la inversión en estos SMR daría un beneficio a corto plazo debido a su rápida puesta en marcha. Aún es pronto para adoptarlo en Ecuador pues se necesitan de personal capacitado en esto de la energía nuclear, al ser una fuente baja en emisiones de carbono. ¿ Se cumplirá este sueño? Yo pienso que si , aunque es pronto todavía, dar a conocer a la comunidad estudiantil y la población en general sobre los beneficios de la energía nuclear no solo para producción de electricidad sino también sus aplicaciones en la medicina, producción de hidrógeno, desalinización entre otros. Esperamos que pronto se tome en cuenta la energía nuclear por parte del Estado.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *