09 de agosto de 2017

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli
[email protected]

Escenarios Energéticos al 2040: reunión clave para delinear el futuro energético

La semana que viene se desarrollará la segunda reunión del nuevo ciclo de la Plataforma de Escenarios Energéticos. Gobierno, entidades y el sector privado buscarán establecer los Términos de Referencia sobre el cual apoyarse para establecer sus matrices energéticas simuladas con miramientos al 2040.

El próximo miércoles 16 se llevará a cabo una nueva reunión de la Plataforma de Escenarios Energéticos 2040, propuesta que apunta a establecer puntos de debate sobre el futuro energético argentino, donde participa el Gobierno nacional, instituciones del sector académico, sociedad civil y sector privado.

Allí, comenzarán a definirse los Términos de Referencia sobre los cuales los ‘escenaristas’ construirán sus respetivas matrices energéticas proyectadas al año 2040, con un horizonte intermedio al 2030. Es decir, los indicadores sobre los cuales poder trabajar, como puede ser el precio actual del combustible, o de las diferentes energías renovables, y cómo fluctuarán en los próximos 20 años.

Para ello, se tomarán distintas referencias nacionales e internacionales, como estudios de la Agencia Internacional de la Energía y la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés).

En diálogo con Energía Estratégica, Alejandro Gottig, miembro de la Fundación Avina y Coordinador Programático de Escenarios Energéticos, explica que tales Términos de Referencia se irán constituyendo consensuadamente con los distintos participantes, proceso que demandará unas semanas. Se espera que se den unas 5 reuniones más de este estilo.

Una vez que se determine esta “información de base”, señala Gottig, cada escenarista diseñará su matriz mediante el software sueco LEAP (Long-range Energy Alternatives Planning), programa utilizado por más de 130 países para desarrollar este tipo de prospectivas energéticas, entre ellos Estados Unidos y Chile.

Luego, un Comité Ejecutivo, integrado por la Subsecretaría de Escenarios y Evaluación de Proyectos del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), el Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (CEARE), la Fundación Avina Argentina y, posiblemente, el PNUD, actuarán como organismo coordinador y fiscalizador de la iniciativa.

Lea también: “Gobierno, entidades y empresarios planifican la matriz energética al 2040”

En cuanto a los escenaristas, participarán: FARN, los Verdes-FEP, la Fundación Vida Silvestre, la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGEERA), la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), el Comité Argentino del Consejo Mundial de la Energía (CACME), la Asociación de Grandes Usuarios de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGUEERA) en alianza con la Unión Industrial Argentina (UIA) y el Grupo de Energía y Ambiente (GEA) de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Además, a la iniciativa se sumará la Provincia de Córdoba, a través de su Consejo Asesor de Políticas Energéticas, y se podría estar agregando un actor más: el “Grupo NOA”, equipo de trabajo conformado por privados, universidades, asociaciones civiles de Jujuy y Salta –es posible también que se integren algunas instituciones de Tucumán-.

En diálogo con este medio, Marcelo Álvarez, titular de CADER, valora esta iniciativa, sobre todo por la participación del Gobierno nacional a través de la Subsecretaría de Escenarios y Evaluación de Proyectos, que conduce Mauricio Roitman.

“El hecho de que participe Ministerio de Energía hace que el feedback sea distinto. Nosotros empezamos hace 5 años en la marginalidad”, recuerda el dirigente. Es que la CADER viene participando desde la primera experiencia de este proyecto, que tuvo lugar en el 2012 y se proyectó al 2030. Luego, hubo un nuevo ejercicio, realizado en 2015 y apuntado al 2035; ninguna de las iniciativas fue tenida en cuenta por el sector político.

Lea también: “Metas del Gobierno: el lugar de las renovables en el mix tecnológico de la matriz hacia 2035”

Otro aspecto que destaca Álvarez, tiene que ver con que esta nueva propuesta “se ha complejizado” con respecto a los certámenes anteriores. “Antes la eficiencia energética era considerada como una foto, ahora entra a jugar como un aspecto dinámico. Habrá un escenario de oferta y otro de demanda. Eso es un avance”, destaca.

Asimismo, otro punto importante para el presidente de la CADER es que se incluirá la acumulación –baterías- como un aspecto a considerar.

Señala que en la actualidad la acumulación de energía renovable está apenas dando sus primeros pasos, pero opina que para 2040 será una opción en todo el mundo, dada su depreciación.

Por otro lado, se ponderará la manera de generar energía: si será in situ, a través de generación distribuida, o bien concertada, a partir de grandes centrales. Para el titular de la cámara que nuclea a un amplio espectro del rubro de las energías renovables en Argentina, este es un punto positivo.

Sobre la importancia de este ejercicio para el país, el dirigente aclara: “no se tratará de hacer futurología, sino que se trata de generar variables para que el Ministerio de Energía tenga herramientas y pueda planificar con mayor claridad cuál va a ser la matriz energética de Argentina del futuro”.

Se espera que para diciembre cada escenarista tenga resultados preliminares acerca de su escenario energético al 2040, con una fase intermedia al 2030, y que para marzo o abril del 2018, cada ejercicio esté completado. Luego se desarrollarán jornadas comparativas que permitirá al Gobierno nacional tomar algunas decisiones sobre cómo actuar a futuro de una manera estratégica.

Dejanos tu comentario sobre este artículo