Con la llegada del Secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, a la provincia de San Juan, Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE) inauguró el Parque Solar Fotovoltaico Anchipurac que posee 3 MW de potencia instalada y se ubica en un predio de aproximadamente 8 hectáreas en el Parque Industrial Tecnológico Ambiental Regional (PITAR). 

El objetivo de la provincia y EPSE es avanzar con la estrategia de comercializar la energía producida a gran parte a las industrias que generarán sinergias entre sí a partir del agregado de valor de los materiales recuperados de los residuos sólidos urbanos de la región y que se encuentran establecidas en el mismo predio. 

Según informaron allegados al EPSE, el Parque Solar Fotovoltaico Anchipurac cuenta con 9120 paneles solares fotovoltaicos de alta eficiencia (18%), de 325 vatios de potencia cada uno, montados sobre 114 seguidores solares (trackers) con seguimiento solar acimutal en un eje horizontal. 

Además posee un edificio equipado con dos Inversores, dos transformadores de potencia, todas las protecciones, comunicaciones y sistema de medición comercial de energía, lo que acumula una inversión de U$D 3.331.186,96. 

Cabe recordar que San Juan tiene en operación una potencia instalada de 200 MW en centrales solares, y EPSE fue partícipe en más de la mitad de los mismos, superando la barrera de los 100 MW instalados mediante proyectos propios y junto a socios del sector. 

Al momento de preguntar sobre las dificultades encontradas a lo largo del desarrollo y construcción del reciente parque inaugurado, desde Energía Provincial Sociedad del Estado aseguraron que hubo dos problemáticas principales:

Por un lado la forma irregular del terreno, producto de la disponibilidad del mismo al encontrarse en cercanía a una montaña rocosa. Ello no permitió el proceso de hincado y se debió realizar un pre excavado, además del posterior hormigonado. Y a dicho inconveniente del terreno se le debe sumar la dificultad al momento de instalar el tendido eléctrico subterráneo por el tipo de suelo. 

En tanto, en lo que respecta a los trackers, tuvieron inconvenientes a sortear durante la construcción, ya que se debió modificar el diseño original de las estructuras con algunos refuerzos en la vinculación entre las vigas principales, para así evitar deformaciones ante las inclemencias del tiempo, como por ejemplos, los fuertes vientos de la zona.