Ayer, Jorge Andrés Carrillo, Gerente General de Empresas Públicas de Medellín (EPM), anunció que, según cálculos elaborados por la propia compañía, el 26 de julio próximo será el día en que entre en operaciones la primera turbina que inaugurará a la mega represa Hidroituango.

“Estos 300 MW de capacidad van a ayudar al sistema a tener mayor confiabilidad y a todo Colombia a que en el evento del fenómeno del Niño, o una temporada seca prolongada, tenga un respaldo de una energía que es limpia, renovable y barata, lo que va a aliviar el bolsillo de cada uno de los colombianos”, resaltó el funcionario en una rueda de prensa realizada en la zona del vertedero del proyecto.

Por su parte, William Giraldo, Vicepresidente de Proyectos Generación de Energía de EPM, señaló que están trabajando de manera acelerada para cumplir con la fecha señalada. Para ello, el próximo paso será colocar la turbina, la cual recibirá unos 270 m3 por segundo.

Precisó que, durante el mes de abril, se instalará el rotor, que tiene un peso de 550 toneladas, el cual “ya se está armando en la sala de montajes”, aseguró.

Del mismo modo, se colocará el primer cuarto de estator, que se estará armando durante los primeros tres meses “para terminar en mayo con la máquina completamente armada y empezar a hacer las pruebas y el control”, comentó Giraldo.

Finalmente, el Vicepresidente de Proyectos indicó que, entre mayo y junio, terminarán el recubrimiento del tuvo vertical que lleva el agua a la casa de máquinas, el cual permitirá el alcance del hito de entrada en operaciones de la primera turbina el 26 de julio de este año.

El cronograma

De este modo, EPM comienza a dar cumplimiento al cronograma que se propuso el año pasado, el cual aseguraba que durante el segundo semestre de este año ingresarían las primeras dos turbinas de Hidroituango.

En cuanto a la segunda unidad, se espera que ingrese en funcionamiento entre noviembre y diciembre de este año.

Cabe recordar que el mega proyecto hidroeléctrico contará con ocho turbinas por un total de 2.400 MW, los cuales representarán cerca del 17% de la demanda eléctrica total del país, lo que, en palabras del ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, va a provocar que “haya mucha más oferta de energía en el mercado”.

Respecto a las seis unidades restantes, por 1.800 MW, desde EPM calculan que empezarán a funcionar gradualmente entre el 2023 y el 2025, de no mediar contratiempos.