EPM posee 24 hidroeléctricas, una planta térmica a gas y una eólica, que suman una capacidad de 3.200 MW aproximadamente. Con las demás filiales de energía del Grupo EPM, esta cifra asciende a 37 centrales, con una capacidad instalada 3.689 MW.

El grupo empresarial cuenta hoy con varios proyectos, entre ellos: La Vuelta y La Herradura, Parque Eólico Jepírachi, planta de tratamiento Aguas Claras y el Parque Eólico Los Cururos, además de áreas boscosas, que reducen las emisiones de GEI y están registrados en diversos estándares internacionales, entre ellos el MDL, Verified Carbon Standard (VCS), Carbono Clima y Biodiversidad (CCB+) y Gold Standard.

Gracias a esto, EPM tiene CER que pueden ser utilizados bien sea para compensar el impuesto al Carbono (proyectos en Colombia) o para compensar la huella de carbono interna de las empresas con miras a ser carbono neutral. Un CER equivale a una tonelada de CO2 que se deja de emitir a la atmósfera. En este sentido, con los bonos que subastará EPM se compensarán 550.000 toneladas de CO2, como una importante contribución ambiental.

La subasta

Los CER que subastará EPM provienen de la generación de energía de las pequeñas centrales hidroeléctricas La Herradura y La Vuelta, entre 2010 y 2017, toda debidamente certificada por la Comisión Marco de Naciones Unidas de Cambio Climático.

La Empresa recibirá el próximo 28 de agosto, entre las 8:00 a.m. y las 11:00 a.m., las ofertas de compra de derechos sobre estos CER, de personas jurídicas, nacionales o extranjeras, en forma individual o en consorcio.

En total, se subastarán 11 bloques, de 50.000 CER cada uno, para un total de 550.000. Los interesados deben efectuar una oferta de compra en sobre cerrado en la que indiquen el precio en pesos colombianos por CER (COP/CER) que están dispuestos a pagar por cada bloque. La oferta se debe realizar en el formato anexo al pliego.

En la búsqueda de una gestión ambientalmente responsable, EPM desarrolla proyectos que reducen la emisión de Gases Efecto Invernadero causantes del cambio climático.

Cuando así lo hace, genera Certificados de Reducción de Emisiones, los CER, un producto que además contribuye para que otros agentes también puedan conseguir sus objetivos ambientales, porque la lucha contra el Cambio Climático es un compromiso y responsabilidad de todos.