El miércoles pasado, en la sede de INVAP en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se realizó una nueva asamblea de accionistas y reunión del directorio de la empresa estatal Eólica Rionegrina S.A., integrada por INVAP y la transportadora eléctrica Transcomahue. Allí, la secretaria de Energía Eléctrica, Andrea Confini, quedó designada como vicepresidente de la firma.

En diálogo con energiaestrategica.com, Confini tildó la reunión de “muy buena” y sostuvo que se trabajó en la distribución de tareas para la culminación del proyecto de aprovechamiento eólico de la meseta de Cerro Policía.

Vale destacar que durante el mes pasado Eólica Rionegrina rubricó un memorando de entendimiento con la firma Dow Argentina para el desarrollo de un parque eólico en dos etapas: la primera, que implicará una inversión aproximada de 50 millones de dólares, e incluye la instalación de cinco aerogeneradores por un total de15 MW, transformadores y equipos de transmisión para conectar el campo a los electroductos del sistema del Comahue. La segunda fase alcanzaría 50 MW de potencia instalada (20 turbinas eólicas) por un total de 123 millones de dólares.

El proyecto tiene capacidad para generar 100 MW, sobre 50 Km3 que se encuentran en la meseta de Cerro Policía; y ya tiene estudios de vientos e impacto ambiental realizado”, agregó la funcionaria.

No obstante, la secretaria de Energía Eléctrica reveló que el proyecto no será presentado en la primera licitación de proyectos eólicos que el Gobierno nacional pretende lanzar durante el mes de mayo. “Estaríamos dispuestos a analizar las condiciones y los tiempos de cara a una segunda etapa de licitación”, aseguró.

Consultada sobre la posibilidad de que la firma estatal desarrolle nuevos proyectos dado la potencia de vientos de la provincia de Río Negro, Confini declaró: “La idea es que todos aquellos proyectos eólicos que lleve adelante el estado, con capitales propios o de manera mixta con capitales privados, tendrán prioridad para ser gestionados con Eólica Rionegrina”.