¿Dónde ha montado más sistemas Enlight?

Por región, donde más sistemas de paneles solares hemos instalado es en el centro del país: Ciudad de México y Estado de México conjuntos. Sin embargo, contamos con cientos o miles de sistemas en ciudades como Puebla, donde hemos instalado uno de cada cuatro sistemas de la entidad, también en ciudades como Cuernavaca, Monterrey, Querétaro y Guadalajara. A la fecha Enlight ha instalado más de 50 MW solares en los techos del país, si Enlight fuera un estado de la República sería el quinto más grande en potencia solar instalada.

A partir de esa experiencia, ¿en qué tipo de sector identifica mayor interés para instalar sistemas de generación distribuida? 

El sector residencial sigue siendo el de mayor crecimiento en número de sistemas de energía solar. Sin embargo, en potencia instalada, naturalmente, el sector industrial sigue siendo quien mueve la aguja.

¿Cuáles son los Estados que identifica que tienen mayor penetración de esta alternativa de generación? 

El estado de la República con mayor penetración del mercado fotovoltaico en generación sigue siendo Jalisco, con más de 24,000 contratos que suman más de 126 MW de potencia solar instalada en techos de casas y negocios. Le sigue Nuevo León y después el Estado de México, este último tiene una tendencia importante hacia el mercado industrial, ya que, si bien es el tercer estado con mayor capacidad solar instalada (77 MW), a nivel contratos se ubica en el séptimo lugar, lo cual indica sistemas de mucho mayor tamaño.

Considerando aquello, ¿qué objetivo de mercado se fijaron para 2020? 

En Enlight continuaremos nuestra expansión a nuevos territorios, ya salimos de México al instalar el techo solar más grande de Latinoamérica. Continuaremos nuestra expansión hacia esta región y muy probablemente algunas otras. 

También impulsaremos con aún más fuerza los sistemas de almacenamiento a nivel industrial, que representan una solución holística en conjunto con los paneles solares, no solo como reserva de energía, sino para disminuir los picos de demanda que provocan tarifas más altas. 

¿Qué otros desafíos quedan por sortear en el sector de la generación distribuida en México? 

La principal barrera para la adopción de la energía renovable, en específico de la solar, es el desconocimiento. Si bien es una solución para todos los negocios e industrias y para un sector grande residencial, la principal barrera es que desconocen la tecnología, su funcionamiento y sus beneficios. 

Muchas personas no dan el paso porque piensan que es tecnología que no está al alcance de su bolsillo en casa o del presupuesto de sus negocios, pero la realidad es que los costos de los componentes solares han disminuido 90% en la última década y hoy existen más opciones de adquisición que nunca, pero no voltean a ver esta solución por desconocimiento. 

Mucha gente desconoce que al instalar paneles solares es necesario realizar ciertos trámites, si bien las empresas especializadas como Enlight se encargan de realizar ese trámite como parte de su servicio, sería ideal mejorar los tiempos y procesos del trámite, ya que es cuando más incertidumbre y descontento puede existir por parte del usuario. La realidad es que el trámite se realiza y nunca hay una negativa por parte de la CFE a llevarlo a cabo cuando la instalación y condiciones del inmueble están conforme a las normas. 

Si bien el marco regulatorio para utilizar energía renovable en un inmueble ya existe y es muy robusto en México, más que un desafío, existe un área de oportunidad importante para impulsar su adopción. 

Aunque ya existe un incentivo muy fuerte, donde un sistema de paneles solares es 100% deducible -e impacta positivamente al retorno de inversión- hay otras medidas que debemos impulsar.

¿Por ejemplo?

Existe una restricción de 500 kW, es decir, si una industria requiere un sistema solar más grande, no podría instalarlo sin un permiso especial, lo cual desincentiva a cubrir un mayor porcentaje de consumo eléctrico con energía limpia. Ese límite no tiene bases técnicas y fue determinado de manera discrecional. Actualmente se está trabajando, con mucho impulso, el crecer -e idealmente desaparecer- este límite. 

Por otro lado, están los sistemas de almacenamiento de energía que, si bien ya puedes instalarlos, falta desarrollar su regulación para encausar las mejores prácticas y tener una implementación más ordenada. 

En los últimos días también hemos escuchado mucho sobre los contratos colectivos de energía, mejor conocido como Community Solar, donde la CRE (Comisión Reguladora de Energía) ya dio luz verde para su implementación en el país. 

Creo que todas estas acciones demuestran que el país está avanzando en materia de energías renovables, específicamente en la generación distribuida, lo cual significa que el terreno es muy fértil para contar con un techo solar para ahorrar en el costo de energía y acelerar la transición hacia la sustentabilidad, sin importar si es una casa o una industria. 

¿Qué nuevas alternativas surgen con la reglamentación de la generación distribuida colectiva? ¿es un nicho al que apuntan cubrir desde el próximo año? 

El Community Solar abre una puerta enorme a una barrera física que tenía la adopción de la tecnología fotovoltaica o solar. Le permitirá a cualquier persona o empresa aprovechar la energía generada con paneles solares sin necesidad de contar con un techo donde instalarlos. 

La oportunidad que abre este esquema es que puedas tener 4 opciones que hoy no existen: 

Techo compartido. Por ejemplo, personas habitando en un edificio difícilmente pueden aprovechar actualmente la energía solar porque no cuentan con un techo propio donde instalar los paneles solares, el segundo reto es conectar unos paneles en la azotea de un edificio con el departamento ya que puede requerir decenas de metros de tubería y cable por la fachada. Con el esquema de Community Solar será más fácil aprovechar las azoteas de los edificios para beneficiar a los inquilinos, ya que pueden beneficiarse de un sistema instalado en cierto porcentaje de la energía que genere con el sol.

Techos unidos. De manera similar a un edificio, pero permite beneficiar a varios usuarios utilizando diversas azoteas, no solo una, por ejemplo, en un residencial horizontal donde algunos tienen espacio de sobra, pero otros no tienen espacio suficiente.

Sitio ajeno. Ya sea por cuestiones físicas o estéticas, podrías “comprar” la energía de un sitio ajeno donde estén instalados los paneles.

Producto financiero. Imaginemos un centro comercial con decenas de locales. Hoy este centro comercial podría aprovechar su techo para instalar paneles solares y “vender” esa energía a los locales, generando una fuente de ingresos extra de una fuente más barata y ecológica para todos.

En el primer semestre del año hubo una disminución en el crecimiento del sector de generación distribuida, ¿a qué adjudican este fenómeno? 

Si bien el mercado siguió creciendo, no lo hizo a la velocidad pronosticada. Esto se debió principalmente a las condiciones económicas que hemos visto en todo el país. Incluso el crecimiento exponencial de 2016 y 2017 no es lo suficientemente acelerado. Como país, y como especie, necesitamos adoptar soluciones de energía renovable con mayor velocidad. No es responsabilidad de unos cuantos, sino de todos, ya que comprometemos nuestra propia existencia si no hacemos algo al respecto. 

¿Creen que el próximo año se puede retomar la tendencia ascendente que se vio en 2016-2017? 

Las altas tarifas eléctricas han provocado que las empresas evalúen seriamente los paneles solares como una solución financiera, ya no solo de responsabilidad social como era hace un par de años. Por lo que, el 2020 parece ser un año donde vendrá una adopción importante de la tecnología solar en muchos sectores.

Enlight mexico autoconsumo Enlight mexico generacion distribuida Enlight mexico industria Enlight mexico roof Enlight mexico produccion Enlight mexico instalacion solar
<
>